|  

Edición
Impresa

01 de diciembre

01 de diciembre

México no mejora su posición en el Índice Global de Innovación

Se mantiene en el puesto 55 y ocupa la 2.ª posición dentro de los países de América Latina.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El Índice Global de Innovación (GII) que publica anualmente la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual recoge los resultados en innovación de 132 países. Sus informes llevan más de diez años sirviendo como acicate para que los países desarrollen nuevas estrategias tanto estatales como regionales para estructurar sus economías conforme al nivel de desempeño de sus medidas en materia de innovación. En los resultados de 2021, publicados recientemente, México repite posición en la tabla y ocupa el puesto 55 a nivel mundial.

¿Qué factores intervienen en el cálculo del GII? 

El Índice Global de Innovación se calcula a partir de dos subíndices: el Innovation input sub-index (subíndice de incorporación de la innovación) y el Innovation output sub-index (subíndice de producción de la innovación). El primero pondera los datos referidos al funcionamiento de las instituciones, los recursos dedicados al capital humano y la investigación, la creación de infraestructuras y la evolución de los mercados y el tejido empresarial; el segundo, los referidos a la creación de conocimiento y tecnología y la producción creativa.

Resultados de México en el IO y en el II 

En el primer subíndice, México baja al puesto 62, un descenso de una posición con respecto a 2020 (61), y empeora su puntuación por segundo año consecutivo (en 2019 ocupaba el 59.º lugar). En lo que se refiere a productos de innovación, México ocupa el puesto 51, lo que supone una posición más alta que la de 2020 y 2019, además de presentar un crecimiento significativo: escala seis posiciones con respecto al año anterior y mejora el resultado de 2019, cuando alcanzó el puesto 55. Si analizamos su posición por subgrupos, está en el 2.º lugar de los 18 países de América Latina y el Caribe que han participado en la elaboración del Índice Global de Innovación 2021.

Una referencia para concretar algo intangible 

Pero ¿por qué se concede tanta importancia a este índice? En la actualidad, el impacto del desarrollo tecnológico en nuestras vidas cotidianas es más claro que nunca, algo que se ve en la evolución del teletrabajo, como consecuencia de la reestructuración del modelo productivo actual, e incluso en las opciones de entretenimiento. Por ejemplo, el crecimiento del teletrabajo impulsó la oferta de herramientas de gestión de proyectos y de servicios de videoconferencias, como Trello y Zoom. Al mismo tiempo, se observaron el desarrollo y la adaptación de tecnologías como la Realidad Virtual, la cual permite organizar visitas digitales para potenciales clientes, sentarse en mesas virtuales y jugar partidas de poker e incluso explorar otros mundos y épocas con documentales informativos. A todo esto, se suma que, con la llegada y masificación del 5G, se abrirá una nueva oportunidad para redes móviles que ampliarán el acceso a la conexión de alta velocidad a regiones periféricas.

El Índice Global de Innovación permite tomar como referencia una serie de métricas que sirven para adoptar los modos de la sociedad en los modelos económicos y viceversa, aprovechando las oportunidades que ofrece la tecnología. En plena era de asimilación de las consecuencias de la Cuarta Revolución Industrial, el GII se presenta como hoja de ruta válida tanto para lo público como para lo privado. Sus más de 80 indicadores se nutren de la información procedente de economías que suponen cerca del 93% de la población del mundo, un porcentaje que aumenta hasta el 98% si nos referimos al PIB global.

Francia y China se acercan al Top 10 

A nivel mundial, en el Índice Global de Innovación 2021 llaman la atención los cambios que se producen en las primeras posiciones de la lista. Hablamos de saltos espectaculares, como el de la economía de la República de Corea (que pasa de ocupar el décimo puesto al quinto) y de tendencias sostenidas en Francia (11.ª posición) y China (12.ª posición). La evolución de franceses y chinos durante los últimos años ha sido constante, lo que augura un posible salto a la parte alta de los puestos del GII. En la actualidad, Suiza, Suecia y Estados Unidos ocupan el podio.

Don`t copy text!