Un caldito de rata pa’ los enfermos - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Un caldito de rata pa’ los enfermos

La familia Palomar Alvino vende todos los miércoles el caldo de rata en la comunidad de Cieneguillas.

Avatar

   |  20 agosto, 2020

Tiene, además de rata, carne de víbora, la cual es conocida por ser nutritiva. Fotos: Carlos Montoya.

ZACATECAS.-En la comunidad de Cieneguillas, sacan todos los miércoles a la vendimia sus ollas, cuyo interior guardan el secreto de la eterna juventud: el caldo de rata.

Provenientes de la comunidad de Picones, atrás del expendio se encuentra la familia Palomar Alvino, quienes se encargan de preparar el caldo para la venta al público ya que, anteriormente, sólo lo hacían para consumo propio.

Ana Laura Palomar Alvino, de 31 años, es la tercera generación dedicada a la elaboración de este singular platillo zacatecano al que se le atribuyen propiedades curativas para muchos padecimientos como la anemia, la diabetes enfermedades renales, entre otras.

Un chilito pa’ que amarre machín.

También fue el caso de su padre, don Arturo Palomar Cuevas, quien falleció el pasado 28 de julio por causas naturales; sin embargo, su recuerdo queda en cada cucharón servido de este que es un manjar para muchos.

Mi papá tenía diabetes, y solía prepararse el caldo como un remedio para su enfermedad, el nos decía que se sentía mejor cuando comía el caldo” dijo Ana Laura.

Dijo que antes de que su jefito envejeciera, él mismo cazaba las ratas de campo, sin embargo debido a su condición física comenzó a comprarlas y le agregaba carne de víbora, uno de los ingredientes secretos que siguen vigentes en la receta.

Un rico caldito para la cruz.

Ana, con ayuda de su madre doña Virginia Albino, de su hermana Montserrat y de su primo Manuel, se fletan el jale para que no falte el establecimiento cada miércoles al pie de la carretera en la salida a Jerez, frente al acceso al Cerereso.

Desde las cinco de la mañana le chingan para picar las verduras, la carne, la preparación de las salsitas mamalonas y otros ingredientes que ocupa la receta, misma que es una herencia familiar.

Es hasta las 8 de la mañana que uno ya puede caer a chingarse un platito de caldo , y los clientes no tardan en llegar pues muchos de ellos lo compran para sus enfermos.

La forma de preparación es una receta familiar, ya que se han dedicado por generaciones a este jale.

La familia Palomar Albino, hace el caldo recordando la memoria de don Arturo quien lo elaboraba con el deseo de ayudar a los enfermos, pues se considera un remedio de la medicina alternativa.

Ana Laura tiene 4 años preparando este caldo y en el municipio de Zacatecas quizá su familia sea la única que lo prepara para la venta a un costo razonable.

Trabajan desde las cinco de la mañana.

En la entrada del local, un cuadro con la imagen de don Arturo, da la bienvenida a los clientes que acuden a este lugar no sólo a probar el caldo, sino también la rica birria y las gorditas que venden a diario.

Se ponen a vender todos los miércoles.
Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad