|  

El tiempo - Tutiempo.net

Laura teje ilusiones y sueños para chicos y grandes

Laura Iveth Dávila Martínez convirtió la herencia de su abuela en algo mágico para compartir con chicos y grandes, quienes la buscan para tejer sueños con sus estambres y sus agujas.

Redacción Zacatecas

   |  6 marzo, 2020

La próxima meta es dar autoempelo a otras personas".

GUADALUPE. – Laura Iveth Dávila Martínez convirtió la herencia de su abuela en algo mágico para compartir con chicos y grandes, quienes la buscan para tejer sueños con sus estambres y sus agujas.

La zacatecana es una mujer emprendedora que supo canalizar su hiperactividad con actividades artísticas, entre las que destacan el Amigurumi, ésta última es una técnica japonesa de tejido.

Puedes pedirle la figura que sea, sus manos mágicas pueden hacerlo.

La tejedora de sueños sabe de esta manera de tejer con su abuelita Belén, quien le dio sus primeros instrumentos para hacer cosas maravillosas y útiles.

Cuando creció dejó de lado un poco esta enseñanza y se dedicó durante varios años a la pintura; después a la música adentrándose en el violín.

Sin embargo, la vida tenía otros planes para ella, pues encontró que lo que le enseñó su abuelita era una técnica que pocos saben hacer y es cuando su voz de empresaria le habló.

Desde hace poco más de 5 años se ha dedicado a crear figuras y todo tipo de accesorios que su imaginación le dicta.
Cuando agarra los distintos tipos de estambres e hilos, además de sus agujas y ganchos de tejido, la imaginación de Laura vuela y sus clientes lo agradecen.

Foto: Imagen.

Hace complacencias

Al momento de surgir su voz de empresaria se le ocurrió tener su propia marca debido a que sus clientes crecían y quería aprovechar la oportunidad.

Actualmente ya tiene una marca misma que está en proceso de registro, en la que a través de redes sociales ha crecido, llamado Mi Tejedor.

A pesar de que, Laura comenzó a tejer desde hace 5 o 6 años, fue desde hace 3 que formalizó este proyecto.

Su abuelita le enseñó la técnica de Amigurumi para hacer piezas únicas.

Recordó que su primer encargo para vender fue un caballo y tardó casi un mes en terminarlo; pero su cliente estuvo contento con el resultado.

Desde esa pieza hasta la última que ha hecho les pone el corazón y por si no fuera poco, después de arrancar con figuras básicas, se hizo toda una experta en los “Minimees”.

Y no, no tiene nada que ver con la novia de Mickey Mouse, éstas son figuras que se realizan a partir de fotografías.

Además, Laura tiene la habilidad de personalizar las piezas de acuerdo a lo que el cliente pida, literalmente es hacer un muñeco a partir de las fotos que las personas piden.

Foto: Imagen.

Quiere apoyar a la mujer zacatecana

El éxito de Laura ha sido tal que ya tiene agendas llenas de trabajo y a estas alturas ya ha surtido pedidos a varias partes del país.

Asimismo, sus creaciones han traspasado las fronteras y ha logrado mandar sus figuras hasta Estados Unidos y Colombia.

Para cerrar con broche de oro, la emprendedora mujer tiene planes de crecimiento y sobre todo busca ofrecer ayuda de autoempleo a más personas.

A la par quiere llegar a más público; pero hasta el momento se dedica más a fabricar todos sus pedidos.

Además, Laura en sus tiempos libres pone a la venta nuevos artículos, como lo son recientemente bolsos y algunos accesorios para mujer, que son creativos más que un diseñador.

Foto: Imagen.
Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.