|  

El tiempo - Tutiempo.net

El oficio lleno de estilo de Don Arcadio

Combina las labores de campesino con las de comerciante y en esta época de contingencia tiene que ingeniárselas para obtener ingresos.

Avatar

   |  26 marzo, 2020

Fotos: Carlos Montoya.

ZACATECAS.- Don Arcadio Domínguez Zapata, es un hombre que no se puede quedar quieto, su vida ha transcurrido entre el campo y la ciudad, de tal manera que combina las labores de campesino con las de comerciante y en esta época de contingencia tiene que ingeniárselas para obtener ingresos.

Es por ello que en la entrada al fraccionamiento San Fernando, a pie de la carretera panamericana, colocó unas carpas donde ofrece indumentaria militar, entre otros artículos que importa desde Estados Unidos para venderlos en Zacatecas.

Sus artículos tienen una gran calidad y precios.

Un oficio con mucho estilo

Su horario de trabajo es de 10:00 de la mañana a 2:00 de la tarde; además, los fines de semana se instala en el Mercado de Abastos, en la zona de los llamados “fierreros” donde vende la mercancía americana, tales como chamarras, camisolas, pantalones, mochilas, entre otros artículos que tienen el puro estilo militar.

Don Arcadio, tiene 63 años y es originario de Fresnillo, pero desde hace 38 radica en la capital zacatecana, ya que su esposa es originaria del mero centro del estado al igual que la familia que formó, y es por ella por quien cambió de aires.

Arcadio disfruta su oficio y cuida cada uno de sus artículos.

Sus aires del cambiaron por los de la ciudad

En El Mineral, trabajó muchos años como campesino, cosechando la tierra que sembraba, hasta que un día decidió retirarse para buscar nuevos horizontes.

Fue así como hace seis años, comenzó a dedicarse a la venta de mercancías importadas del vecino país, lo que se convirtió en todo un oficio y una importante fuente de empleo.

Lo mejor de su trabajo es que siempre puede hacer amigos.

Lo que más me gusta de mi trabajo es la atención a la gente, ganarme su confianza y siento bonito cuando me piden encargos, que la chamarrita, que la camisa, la mochila” comentó don Arcadio.

Nunca imaginó que dejaría el campo por la ciudad.
Foto: Carlos Montoya.
A pesar de que son días difíciles para el comercio informal siempre está dispuesto a trabajar.
Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.