|  

El tiempo - Tutiempo.net

Don Tomás demuestra que la uva fresnillense hace maravillas

Desde hace 4 años se dedica a cultivar uva y convertirla en la delicia que muchos zacatecanos disfrutan después de la comida, vino tinto.

Ángel Martínez

   |  4 marzo, 2020

Foto: Ángel Martínez.

FRESNILLO.- Tomás Martínez es vinicultor de oficio, desde hace 4 años se dedica a cultivar uva y convertirla en la delicia que muchos zacatecanos disfrutan después de la comida, vino tinto.

Además de gozar lo que más le gusta en los campos de uva, lo que realiza lo hace con cariño, pues se lo dedicada a su padre.

Las botellas del vino tiene la imagen de su padre.

Tomás decidió convertir la uva en vino para que el mundo conozca lo que se hace en Fresnillo, lo cual es producto de calidad, artesanal y con los mejores precios.

Además, al tener su propia empresa quiere crecer para ser una opción para dar empleo a los fresnillenses, generar más fuentes de ingresos y dar una variedad de vino de calidad.

Su vino se llama Corazón Abierto en honor a su apa’.

Un vino a Corazón Abierto

Le pusimos a Corazón Abierto al vino en honor a mi padre, quien siempre nos dio de todo, a uno como hijo, y quisimos devolverle algo de esto”, platicó don Tomás.

Reconoció que no es sencillo el oficio del campo y ser emprendedor, pues se requiere tiempo, paciencia y esfuerzo.

Todo lo anterior porque para lograr que lo producido en el campo cumpla con los procesos adecuados para convertirlo en una bebida debe tener amor y mucho tiempo invertido.

Quiere crecer el negocio.

Actualmente le ayuda su hijo Eduardo en el negocio, que con el paso de los años se convirtió en una opción de vida y un trabajo familiar, pues entre todos los integrantes cuidan sus viñedos.

Sus campos de cultivos están ubicados en la comunidad Francisco I. Madero, donde pasan la mayoría de su tiempo, pues hay que cuidar la cosecha de todas las inclemencias.

Una herencia para preservar

Tarda de 3 a 4 meses producir la bebida, previo a la cosecha de la uva, el proceso de la molienda, entre otras actividades que se deben hacer para tener el proceso final”, platicó don Tomás.

Aseguró sentirse orgulloso y contento por continuar con el oficio que le enseñó su padre.

Presume con orgullo el trabajo de toda la familia.

Asimismo, con el paso del tiempo busca consolidar su marca en México.

Sus campos están en la comunidad Francisco I.
Actualmente, su hijo Eduardo le ayuda con las uvas.
Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.