Don Luis quiso conquistar el béisbol y salió conquistado - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Don Luis quiso conquistar el béisbol y salió conquistado

Ha dedicado su vida al béisbol; después de jugar ahora le enseña a los jóvenes de su comunidad.

Avatar

   |  5 octubre, 2020

Le ofrecieron chamba como beisbolista, pero jamás pensó que era algo que lo haría feliz toda la vida. Fotos: David Castañeda.

TACOALECHE. – Don Luis de la O es un hombre que ha dedicado su vida y cuerpo al béisbol, pues después de jugar ahora le enseña a los jóvenes de su comunidad para que no se metan en problemas.

Así los jóvenes se pueden dedicar a algo que los puede convertir en uno de los jugadores más prometedores de la Serie Mundial de Béisbol (MLB por sus siglas en inglés).

Fue popular en los años 70 con el Deportivo Medina.

Con eso en la mente don Luis entrena a jovenes porque tiene la experiencia para hacerlo, pues estuvo en varios equipos por más de 50 años, tiempo en el que fue uno de los mejores peloteros.

Este originario de Tacoaleche comenzó a jugar cuando tenía 20 años viendo a sus hermanos mayores, “nomás un día me puse a jugar y solito aprendí,” recordó.

En el año 64 fue parte de Los Rojos, equipo donde jugaban adultos de la comunidad, fue ahí donde el manager “Pablín” Palacios comenzó a darle consejos para mejorar, pues le vio futuro al joven Luis.

Jugó por más de 50 años y se trajo recuerdos y experiencias de la toda la República.

Fue así que llegó a Deportes Medina, equipo zacatecano que le dio fama de ser uno de los mejores peloteros y que le dio la oportunidad de ser reclutado de zona.

De esta manera en los 70 comenzó su gira por toda la República, siendo la primera parada San Luis Potosí, donde don Luis se hizo famoso por su gran habilidad en Deportes Medina.

Este equipo era del ingeniero Medina, una persona también muy conocida en la región y fue él quien lo mantuvo en su equipo durante más de una década.

Lo anterior, porque le comentó a Luis que tenía trabajo para él, que al final fue dedicarse al béisbol, una actividad que al originario de Tacoaleche lo abrasaría de por vida.

Un ídolo en la comunidad

Don Luis comenzó a jugar y trabajar al mismo tiempo, de esta manera cada campeonato le aseguraba meses de trabajo en San Luis Potosí.

Años después regresó a Zacatecas, donde continuó trabajando con maquinaria pesada y cada fin de semana jugaba en la selección, cosa que hizo por más de 10 años.

A pesar de que ya no juega, Tacoaleche lo conoce por transmitir el amor al deporte.

De esta manera tuvo la oportunidad de recorrer lugares como Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Torreón, Mexicali, Sinaloa, entre otros estados de la República.

Además, arrasó en categorías entre Los Veteranos, Los Master, Los Súper Master, hasta que hace 4 años decidió jubilarse luego de 50 años de andar entre pelotas.

Es así que en la memoria de don Luis quedó campeonatos, rachas de temporadas sin perder, pero sobre todo la gran satisfacción de hacer lo que más le gusta.

Si lo haces, hay que hacerlo bien

Toda una vida de trabajo, deportes y viajes, le dio a don Luis la experiencia necesaria para que actualmente se dedique a enseñar a los jóvenes de su comunidad.

Fue así que ya tiene poco más de 20 años desde que comenzó a formar equipos de jóvenes que, como él, son amantes de este de porte y que han sido los portadores de su legado en el béisbol.

Es así que de generación en generación, don Luis se ha convertido en un ícono de este deporte en Zacatecas y sobre todo en su comunidad, donde se pone de modo para que todos acaricien la pelota.

Fue campeón en distintas ligas, incluyendo la de Veteranos.

Lo anterior, porque el deportista nunca cobró por entrenar a las nuevas generaciones: “nunca cobré nada, ni a donde iba a jugar les cobraba, a veces nos daban 100 pesos,” comentó.

Es así que don Luis ha tenido infinidad de equipos entrenados, como Los Gigantes y La Sucursal Roja, quienes también fueron campeones.

Mi abuelita siempre decía que cualquier cosa que hiciera, la hiciera bien y lo demás venía solo.

Es así que don Luis nos demuestra que así es, porque cuando uno se va al otro mundo es lo que queda, las buenas experiencias.

Por estas hazañas, su espíritu de servicio, pero sobre todo amor al béisbol es por lo que se le reconoce a don Luis en Tacoaleche, como una leyenda que perdurará para siempre.

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad