Devany, una mujer que cura alma y cuerpo de sus enfermos - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Devany, una mujer que cura alma y cuerpo de sus enfermos

Devany Yolanda Rodríguez Solís, una enfermera que arriesga su vida por salvar la de los demás.

Avatar

   |  8 marzo, 2021

Fotos: David Castañeda.

ZACATECAS. – Es día de la mujer, un día pa’ conmemorar lo que aportan las morras en el mundo y reconocer que son de gran importancia, entre ellas un gran ejemplo es Devany una mujer que ve al coronavirus de frente.

Devany Yolanda Rodríguez Solís se dedica a la enfermería, y está en la primera línea, ahí arriesgándose a contagiarse de Covid.

Como una valiente profesionista, la zacatecana lo da todo para sacar su trabajo, aun cuando los recursos son pocos y nadie estaba preparado para esta pandemia, que nos tomó a todos por sorpresa.

Y es que con todo y lo que falta en el mundo, lo más importante siempre es tener gente luchadora que no se eche para atrás.

Se cuida mucho ella para poder cuidar de otros.

Es así que Devany hace su lucha día a día como muchas mujeres, que ya sean profesionistas o que se dediquen a trabajar en sus negocios, están aportando su grano de arena en ser una fuerza de cambio.

Ya sea dando trabajo, o sirviendo a otros, su esfuerzo está ahí para mejorar la vida de todos y cada uno de nosotros. Así es como Devany sale a trabajar sostenida por el amor de sus familiares y su perseverancia.

Esta valiente mujer está a cargo de la gente con Covid 19 y arriesga su vida cuidándolos.

La pandemia, un gran enemigo a vencer

Esta valiente mujer dice que nunca imaginó que estaría al frente de la batalla contra el Covid-19, pero que ahora está ahí con un grupo de enfermeros y enfermeras que se la rifan y atienden estos casos.

Devany dice que su tía fue una mujer que la inspiró a dedicarse a cuidar de otros, pues desde la niñez, ella la veía trabajar como enfermera y fue ahí cuando descubrió que se quería dedicar a esta profesión.

Es increíble ver que ya con 34 años, la zacatecana se tituló en enfermería, y ahora se dedica a trabajar en el área de salud preventiva, en la que antes recorría las calles vacunando a la gente.

Y ahoca con la pandemia a ella le tocó ser del equipo que lucha en estos últimos días contra esta enfermedad, causante de millones de muertes en el mundo.

Devan dice que es en esta etapa cuando ha sentido que ha crecido más profesionalmente y que le ha marcado en su vida. Y es que le ha tocado afrontar cosas muy difíciles en este tiempo.

Entre tantas, nos comenta que una de las cosas más difíciles de su trabajo es tener que dar aviso a los familiares cuando a uno de sus pacientes ha muerto.

Con la pandemia esto se volvió muy frecuente, y un reto al que seguro se acostumbró, sobre todo al saber que se necesita de gente para sacar a delante el día a día.

Nos cuenta que su tía la inspiró para ser enfermera.

Lo triste es que no todos se salvan

Lo anterior, porque la situación con los pacientes de Covid es muy complicada, sobre todo para las familias de los afectados que no tienen acceso a verlos y que muchas veces solo pueden saber de ellos gracias al celular.

Lo cierto es que no todos tienen acceso a uno y tal como nos cuenta Devany, es muy triste cuando llega con ellos un paciente moribundo que está solo, y que no tiene manera de comunicarse con su gente.

Y es que hasta en ocasiones se mueren solos y sin que sus familiares se enteren hasta mucho tiempo después.

En una de sus experiencias Devany nos contó de la vez que a una paciente le prestó su celular para despedirse de sus familiares, ahí está que la mujer con la mascarilla y a señas le agradecía antes de morirse.

Así como este caso, hay pacientes que marcan mucho al personal médico, que cuando desgraciadamente mueren, también duelen.

Devany Yolanda es una mujer valiosa y la reconocemos hoy.

Todo un reto

El trabajo de Devany es muy duro por eso y muchas cosas más, pues simplemente, estar metido en un traje no es nada fácil, porque no hay vuelta atrás y es estar ahí de 4 a 5 horas encerrado.

Según nos dice, estando ahí a dentro, uno no se puede ni limpiar el sudor de la cara y menos rascarse.

Y como si eso fuera poco, después de que acaban las jornadas de atención a pacientes Covid, viene todo un protocolo, como, quitarse el traje, sanitizarse y desinfectar se para bañarse; y finalmente ir a casa.

Pero el trabajo, o esfuerzo no queda solo en el hospital; Devany nos dice que se tuvo que mudar de con sus padres para que no los contagiara.

Así que siendo responsable se fue a vivir sola, porque sus ganas de cuidar a los demás nunca acaban, y las carga a toda hora, siempre sin titubear, porque como ella hay muchas mujeres que lo dan todo.

Y con todo el empeño, Devany es uno de los ejemplos a seguir y una de las muchas mujeres valiosas que hacen lo que se puede en este mundo difícil y lleno de retos.

Al estar dentro del traje no puede secarse el sudor
Comentarios

Don`t copy text!