¿De tripas corazón? Mejor unos tacos en La Tradición - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



¿De tripas corazón? Mejor unos tacos en La Tradición

En el municipio de Jalpa encontrarás los mejores tacos de tripita, atendidos por la servicial Alejandra.

Redacción Zacatecas

   |  5 septiembre, 2020

Alejandra y su chambeadora los esperan en el changarro, ubicado frente al Hospital López Orozco. Fotos: Rocío Ramírez.

JALPA.- Si en alguno de los 58 municipios del bello estado de Zacatecas, se disfrutan los tacos, ese municipio sin duda es Jalpa y uno de los favoritos son los de tripa de la taquería La Tradición.

Jalpita La Bella ha ganado fama desde hace ya muchos años porque se luce con los deliciosos, exquisitos y singulares tacos, pues no es por nada, pero todos están deliciosos; aunque, los de bistec y cabeza son como los más buscados.

Sin embargo, otros que no cantan mal las rancheras, que son exquisitos y se consumen bastante son los taquitos de tripa o como les decimos de cariño: tripitas.

Alejandra viene de una familia de taqueros, por ello desde los 10 años sabe como lavar las tripas y que queden al punto chido.

Así pues, hoy llevaremos hasta sus ojos algunos detalles de la Taquería “La Tradición”, donde su propietaria y cocinera Alejandra Ordorica, le ofrecerá taquitos de tripitas.

Ella se ha ganado en poco tiempo la preferencia de los propios y ajenos al pueblo, quienes afirman que Alejandra vende unos de los mejores tacos de tripitas de Jalpa.

Este hecho no es casualidad, pues ha seguido la tradición de su padre don Francisco Javier Ordorica, quien ha dedicado 46 años de su vida a este noble oficio.

Ale siguió los pasos de su apá desde que era pequeña, ya que desde que tenía 10 años se dedicó a ayudar a su padre.

Lo anterior, lo agradece en su edad adulta, pues le permitió poner su propio negocio y destacar de entre todas las taquerías desde hace 4 años.

Para Alejandra es un honor continuar con la tradición de su padre don Francisco, y fue por ello su taquería se llama “La Tradición”, en alusión al trabajo que su padre ha desempeñado por casi medio siglo.

Empieza lo bueno…

Preparar las tripitas tiene su ciencia, no es algo difícil o muy complicado, pero como dirían en Jalpa, tampoco es “enchílame otra.”

Alejandra tiene su rutina, primero tiene que hacer su pedido con anticipación para lograr tener siempre la materia prima para trabajar; cada día compra un promedio de 25 kilos de tripitas de res que debe estar en su mero punto, (lo que eso quiera decir).

Primero, las tripas se lavan y se ponen a cocer con sal esto por un lapso de unas 3 horas, luego se sacan y se vuelven a lavar; aunque suene fácil, hay que tener cuidado para que no quede nada que haga oler mal las víseras.

Luego a la hora de la venta, hay que ir cocinando las tripitas de acuerdo al gusto de la gente, hay quienes las prefieren blanditas, las cuales Alejandra les pone su toque especial.

La jalpense hace de las tripitas blanditas casi una especie de buñuelo, pues logra un dorado excepcional, que las hace deliciosas y únicas.

Aunque la mayoría de los clientes gusta de unas tripas doradas y crujientes, las que Ale deja un poco más firme, sin llegar a quedar duras o chiclosas, porque la neta que no está chido eso banda.

No olvide echarle a su taco salsita y limoncito.

Variedad, pa’ que no chille

Los tacos de tripitas doradas es lo que más se vende, le siguen los taquitos de bistec y las quesadillas, aunque también hay de adobada”, comenta Ale.

De esta manera la jalpense abre sus puertas a las 7 de la tarde para así mover el bigote, el cual podrás mover con singular alegría hasta a las 12:30 de la mañana máximo.

Lo anterior, porque Alejandra comenta que en cuanto se acaban las tripitas la clientela empieza a hacer poca, ya lo demás se vende menos.

Así que a probar los taquitos de La Tradición, la cual abre sus puertas de jueves a martes, pues los miércoles no hay servicio joven.

Tiene que probar los chiles tostaditos en el comal.

Los complementos ideales

Los taquitos no son taquitos sin su respectiva salsita, limoncito y para que amarre, un rico chile amarillo, así frito en el comal, que les da otro sabor riquísimo y levemente picosito.

Con los taquitos no puede faltar el refresco o el agua fresca para no pasarse los taquitos a brincos.

Generalmente Ale suele tener los refrescos, los que no pueden faltar, pero también tiene las agüitas frescas pal’ que quiere ser más light para acompañar sus ocho tacos.

Esta pequeña pero acogedora taquería está ubicada en la calle Adolfo Villaseñor, entre las calles Juárez y la Prolongación Madero, pa’ que no se sienta perdido, justo frente al Hospital López Orozco.

No pierda la oportunidad de comer rico, pero si no quiere ir, o no tiene chance pues también tienen servicio a domicilio.

Recuerde compa consumir local y ayude a preservar la cultura gastronómica de Jalpita, no se quede sin comerse unos taquitos de tripita de la Taquería “La Tradición.”

Y, sobre todo, no se agüite por comerse un taquito de más que hace un tiempo nos enseñaron que son más saludables que una ensalada.

Ofrece taquitos de tripitas blanditas y doraditas.
Comentarios

Don`t copy text!