|  

Edición
Impresa

21 de septiembre

21 de septiembre

Doña Pascuala une a los vecinos de la colonia Esparza a través de sus reliquias

Dos veces al año, doña Pascuala hace reliquia para los creyentes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Doña Pascuala lleva más de cuatro décadas haciendo reliquia. | Fotos: Ángel Martínez.

FRESNILLO.- Doña Pascuala es una mujer que se ha mantenido fuerte con el paso de los años, porque desde que tiene memoria realiza, junto con su familia, dos reliquias al año dedicadas a la Santa Cruz y a San Judas Tadeo.

Uno de los personajes más conocidos y queridos en toda la colonia Esparza es doña Pascuala Martínez García.

Lo anterior, porque lleva varias décadas dedicándole su devoción a la Santa Cruz y a San Judas Tadeo por todos los favores recibidos.

La intención de doña Pascuala es que los vecinos de la Esparza se unen por la fe.

La reliquia es una tradición

Dos veces al año, en la colonia Esparza se desarrolla una gran celebración, donde las famosas reliquias de doña Pascuala son el centro de atención.

La casa de Pascuala se visten de fiesta el 3 de mayo por la Santa Cruz y el 28 de octubre, por San Judas Tadeo.

Los creyentes van a la casa de doña Pascuala dos veces al año.

Es así que tanto vecinos como familiares llegan a compartir el pan y la sal para continuar con la tradición que ha ido de generación en generación.

Y es que pese a que doña Pascuala empezó con muy poca ayuda, hoy en día tiene la cooperación de 12 personas, entre ellos sus hijos, nueras y nietos.

Todos ellos participan en la realización de las reliquias con un día de anticipación, esto para alcanzar a freír las sopas y elaborar el mole de carne de  puerco.

Todos los familiares de doña Pascuala ayudan a hacer la reliquia.

Estas delicias son servidas por la familia de doña Pascuala, ya que con la pandemia mantiene un protocolo de sanidad para que nadie se enferme.

Con el paso del tiempo, desde hace poco más de cuatro décadas, la familia también ha seguido la tradición de ser danzantes.

La colonia tiene su propio festejo

El objetivo de doña Pascuala era que la colonia Esparza tuviera su propia danza digna de ser contada y practicada como costumbre.

Así es como alrededor de 500 creyentes, casi siempre de la misma colonia, acuden en dichas fechas con mucha fe y amor para recibir el festejo junto con la reliquia.

Casi siempre sirven sopa de fideos y el tradicional mole.

Dicen que la reliquia está preparada con la receta que, con un inicio, dio a conocer esta bella tradición y por la cual cada año las personas regresan.

Doña Pascuala afirmó asentirse contenta por realizar sus reliquias y sobre todo continuar con la fe, que la ayudó a mantenerse fuerte en los obstáculos que le ponía la vida.

También agradeció el apoyo de sus  familiares en la danza y las reliquias, ya que todos se sumaron por completa devoción.

“Que más milagro quiero, si la Santa Cruz y San Juditas me cuidan a toda mi familia”.

Así que ya se sabe las fechas en la que puede ir a probar los exquisitos guisados que doña Pascuala tiene preparados.

Que al cabo en la celebración toda persona es bienvenida y recibida siempre con una buena sonrisa de parte de toda la familia.

Doña Pascuala es una persona con mucha fe y devoción, desde hacer más de 40 años.

Don`t copy text!