|  

Edición
Impresa

20 de septiembre

20 de septiembre

Barda se convierte en amenaza y evita el regreso a clases presenciales

A pesar del riesgo, el 60% de los padres de familia desean que los menores regresen a clases presenciales.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
El Departamento de Protección Civil determinó que la barda representa un grave riesgo para los docentes y estudiantes. / Foto: Marcela Espino

FRESNILLO.- Alumnos del Jardín de Niños “Joaquín Belloc” no pudieron iniciar las clases presenciales derivado de que una de las bardas de la institución está a punto de colapsar.

Los daños en la barda los identificados desde enero del año pasado, pero los trámites ante la Secretaría de Educación y la llegada de la pandemia no permitieron resolver el tema.

El kínder solamente tiene media barda construida y la colindante, pertenece a un particular y es la que está a punto de caer.

María de Guadalupe Olague Medrano, docente del plantel, expresó que al identificarse el riesgo para los estudiantes, comenzaron gestiones para intervenir en la barda.

Expuso que la finalidad era construir una barda para completar la existente y reforzar la que tienen los vecinos; sin embargo, el propietario del inmueble que colinda no autorizó la intervención pero tampoco muestra intenciones por reparar su vivienda.

La maestra dijo que una vez que se identificaron grietas en la barda se notificó a las autoridades de la Seduzac.

Además se pidió una valoración de los daños de parte del personal del Departamento de Protección Civil y Bomberos así como de la Dirección de Obras Públicas del gobierno local.

Por parte de PC se determinó que el área no es segura para maestros y los niños, pese a que ya no acudían por el inicio de la pandemia.

Olague Medrano detalló que la barda cada vez tiene más daños debido a que se encontró que la canal de la casa está rota y la humedad reblandece la construcción.

En cualquier momento podría colapsar la barda. / Foto: Cortesía

Afirmó que esta semana empezaron clases de manera virtual y se realizó una encuesta entre los padres de familia para notificar si enviarían a los alumnos a clases presenciales, el 60% aceptó.

En tanto que los representantes de la secretaría notificaron que compartirán espacios con los estudiantes del kínder Jardines de Froebel en la colonia Manuel M. Ponce, pero ya se retiraron algunos alumnos ante la negativa de moverse de plantel.

La docente aseguró que la matrícula se mantiene en 112 alumnos, pues en esta semana se retiraron 18 niños porque sus padres deseaban clases presenciales.

Don`t copy text!