Quiebra de empresas y despidos; saldos de la pandemia - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Quiebra de empresas y despidos; saldos de la pandemia

Organizadores de eventos, músicos, meseros, personas dedicadas a rentar mobiliario, han quedado a la deriva e incluso han quebrado sus empresas a causa de la pandemia.

Redacción Zacatecas

   |  30 septiembre, 2020

Cientos de eventos se han cancelado a causa de la pandemia. | Foto: Cortesía.

ZACATECAS.- Pérdidas económicas, despidos, venta de bienes muebles e inmuebles, falta de ingresos y desesperación, priva en el sector de fiestas y eventos, uno de los más afectados por la pandemia del coronavirus.

Pérdidas millonarias

En más de 20 millones de pesos se estiman las pérdidas económicas de los aproximadamente 300 organizadores de eventos y colaboradores.

Fernanda Romo, organizadora, lamentó que, a medio año de que iniciara la pandemia en el estado, no exista un panorama claro para el gremio, en el cual la desesperación es palpable.

Fernanda Romo, organizadora de eventos.

Explicó que en diversas ocasiones ella y otros integrantes de esta industria se reunieron con autoridades estatales y municipales, a las que presentaron un protocolo de seguridad integral para eventos sociales, pero aún no hay respuesta.

Estamos viendo como nuestros patrimonios están en riesgo y nadie nos apoya, somos un gremio que nos sentimos muy abandonados, muy ignorados por las autoridades”, indicó.

Por ello, informó que hoy a las 10 de la mañana realizarán una manifestación pacífica en Plaza de Armas, en la que realizarán una demostración sobre el montaje y organización de un evento con todas las medidas sanitarias.

Refirió que el objetivo de esta manifestación es demostrar a las autoridades que los organizadores de eventos y colaboradores están capacitados y avalados por Cofepris para volver a operar.

Lo estamos haciendo porque la autoridad no nos está dando la oportunidad de demostrarles que ya sabemos cómo”, manifestó.

Comentó que entre las propuestas que presentaron a las autoridades está la difusión de un audio en el que se explica las medidas de higiene a todos los invitados.

También elaboraron cartas responsivas para el cliente, quien será corresponsable de informar a sus invitados de las normas a seguir.

Asimismo, los integrantes de este gremio se sumaron a la campaña nacional “Proveedor responsable, invitado responsable, evento seguro”.

Esta campaña busca crear conciencia sobre la importancia de la colaboración de ambas partes para crear un entorno seguro.

Se quedan sin el 99% de sus ingresos

Las empresas dedicadas a la renta de mobiliario para fiestas son fuertemente golpeadas por la pandemia de coronavirus.

Pérdidas del 99% en sus eventos, la venta de sus equipos y el despido de personal son una constante.

Fernando Zamudio, gerente de ASYME, una empresa zacatecana con 42 años de experiencia en el ramo, explicó que nunca había vivido una crisis como ésta.

Compartió que los primeros dos meses de cuarentena negoció con los trabajadores un pago mínimo, esto con el objetivo de mantener a toda la plantilla laboral que en ese momento era de 75 personas.

La renta de inmobiliario no genera ganancias.

Sin embargo, “en mayo la situación fue insostenible” y a pesar de la venta de algunos bienes para obtener recursos para el pago de nómina, la falta de ingresos lo orilló a despedir a 50 personas.

Mencionó que, si bien ya están trabajando, el ingreso está muy lejos al de años anteriores.

Explicó que en temporadas altas se recibían entre 700 y 800 pedidos mensuales e incluso en diciembre se llegaba hasta los mil.

Pero este año, la esperanza de volver a sus actividades habituales no se vislumbra cercana y prueba de ello es que en mayo se vendió apenas el 1% de lo acostumbrado en otras temporadas.

Seguimos sin ventas, estamos trabajando al 10% de nuestra capacidad, y no nos sale ni para pagar a la gente, hemos vendido vehículos y parte del patrimonio que uno ha hecho en años”, lamentó.

Refirió que esta situación no se compara con la que se vivió durante la pandemia por la influenza.

Realmente nunca cerramos el negocio, sino que estuvimos trabajando dos semanas a la capacidad mínima, también se reagendaron eventos, pero no nos tumbó, no fue tan fuerte como en esta ocasión”, indicó.

Recordó que a consecuencia del coronavirus, la empresa suspendió labores desde finales de marzo y fue hasta el primero de junio que retomaron actividades, pero al mínimo de su capacidad.

Reinventarse para obtener ganancias

Fernando comentó que, a pesar de que en medio año no ha obtenido un solo peso de ganancias, el compromiso es reinventarse para generar ingresos y seguir adelante.

Para ello, se debe “buscar el cómo sí” y gobierno, empresas y sociedad deben trabajar de la mano para reactivar el sector de eventos sociales, que da empleo a cientos de personas.

Por su parte, aseguró que trabaja con todas las medidas de higiene, como son el uso de careta, cubrebocas, toma de temperatura e instalación de acrílicos en las oficinas para la atención al cliente.

También destacó que contrató a una empresa que una vez al mes se encarga de desinfectar las instalaciones y el mobiliario, un gasto que, aunque no se tenía previsto, puntualizó es necesario.

Lo vende todo

En la desesperación y frustración vive el gremio de meseros, ya que debido a la falta de eventos se han quedado sin trabajo e ingresos durante casi 7 meses.

En el caso de Manuel Hernández, capitán de meseros, ha tenido que vender varias pertenencias, incluida su camioneta.

Hay veces que no tenemos qué comer; en ocasiones he tenido que ir a comer con mis suegros porque no tengo ni que darle de comer a mi familia y pues soy el pilar: ellos dependen de mí”, dijo el mesero.

La desesperación obligó al joven mesero a vender sus herramientas de trabajo, incluso ropa de sus hijos y su esposa.

Anteriormente tenía eventos casi diariamente, mínimo cuatro por semana. Esto beneficiaba a todos los meseros que trabajaban con él, incluidas madres solteras, a quienes los trabajos eventuales les daban la oportunidad de tener dinero y no descuidar a sus hijos.

Los meseros no han trabajado desde hace siete meses.

En su caso, Manuel ha sido mesero desde hace 15 años; sin embargo, ahora debe trabajar vendiendo cosas en los tianguis.

Pero la verdad ya no tengo ni dinero ni ropa ni cosas qué vender; ya se nos terminó la poquita mercancía que teníamos, ya no sé ni qué hacer”, dijo Manuel.

Compartió a Imagen que antes de la pandemia emprendió un negocio de bebidas y eran contratados cada vez en eventos más grandes.

Sin embargo, cuando estas actividades se cancelaron, se vieron en la necesidad de vender sus barras, así como sus herramientas de trabajo.

Durante los meses de pandemia, se capacitó por parte del IMSS y la Secretaría de Turismo de Zacatecas (Secturz), para las medidas y protocolos sanitarios que deberán de seguir cuando los eventos vuelvan a realizarse.

Manuel Hernández tiene que mantener a su familia y a pesar de que ha pedido trabajo en otros lugares no ha tenido éxito.

Será hasta que los eventos comiencen a realizarse, cuando la situación del gremio mejore, mientras tanto debe luchar día con día para llevar el sustento al hogar.

Perico’s Show se aferra a sobrevivir

Aún con pérdidas, el panorama en contra y el poco apoyo en los cruceros, Perico´s Show sigue con ánimo y con la intención de consolidarse frente a la adversidad.

La popular agrupación, formada en 1973, se instala en el crucero de la Avenida de la Juventud en la Capital para entonar sus melodías con tambora y trompeta.

Pedro Perico González, director del grupo, dijo a Imagen que las callejoneadas, bodas, comidas familiares, 15 años y su presentación en el Tianguis Turístico Yucatán 2020 se cancelaron.

A pesar de los eventos cancelados, los músicos no se rinden y trabajan en los cruceros.

A más de 190 días de la contingencia por el coronavirus, los músicos buscan alternativas para recuperarse de la crisis económica por la cancelación de eventos.

Estar encerrados fue algo tremendo y yo me sentí mal… ahora el crucero del ZigZag se ha convertido en nuestra área de trabajo”, dijo.

Afortunadamente las tortas y las monedas no han dejado de llegar a los semáforos, aunque el apoyo ha disminuido y la molestia entre los automovilistas es evidente.

Pasamos cuatro horas en el sol y sabemos que están molestos, porque nos cierran la ventana del carro… otros nos apoyan tocando el claxon y nos gritan ¡ánimo!”, dijo.

Aseguró que no han contabilizadas las pérdidas por el coronavirus, porque sería algo triste darse cuenta de la realidad para los 18 trabajadores.

Despedirlos es algo que está totalmente descartado”, enfatizó.

Al estar en semáforo naranja, consideró injusto que se deje trabajar a los guías que realizan recorridos turísticos sobre autobuses y que estén abiertos los bares.

No entiendo por qué ellos sí y nosotros no… estamos cumpliendo con los protocolos desde que estamos en el semáforo y estamos dispuestos a seguir si nos dejan regresar a trabajar”, comentó.

Añadió que hay esperanzas de que los pocos eventos agendados no sean cancelados.

 

Con información de Elena Chávez, Silvia Alvarado y Franco Valadez

Comentarios
Don`t copy text!