|  

“Me siento más segura desde que me vacuné”: abuelita tras aplicación de vacuna contra el Covid-19

Doña María se vacunó contra el Covid-19; ahora se siente más segura, pero sigue cuidándose.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
María de los Ángeles se siente segura y contenta por recibir la vacuna contra el Covid-19. | Foto: Karina Flores Murillo.

ZACATECAS.- La aplicación de vacunas a adultos mayores contra el Covid-19 en el estado está por terminar, miles de abuelitos zacatecanos se han inmunizado; para muchos es un alivio, para otros hay temor a las reacciones adversas.

María de los Ángeles, de 79 años, de la comunidad de Milpillas de la Sierra, Valparaíso, comentó a Imagen cómo se sintió tras vacunarse contra el Covid-19.

Explicó que se inmunizó el jueves 15 de abril en la comunidad de Lobatos, también perteneciente a Valparaíso.

Señaló que un día antes de la aplicación, el delegado municipal les informó a todos los adultos mayores que al día siguiente iría un camión para llevar a los abuelitos a vacunarse. 

Sin embargo, ella decidió irse en un vehículo propio, tal y como lo hicieron varios abuelitos.

El día de la vacunación, doña María estaba emocionada por recibir la vacuna, desde temprano se dirigió a Valparaíso, donde desayunó antes de irse a Lobatos para ser vacunada.

Relató que al llegar a la comunidad, los estaban formando para ingresar al salón de Lobatos; antes de entrar les aplicaban gel antibacterial, les preguntaron su procedencia y les pidieron su credencial de elector.

“Les di el papel que llevaba (haciendo referencia a su registro en la página Mi Vacuna), y la credencial,” comentó.

Detalló que la registraron y le indicaron donde debía sentarse para esperar a que la vacunaran.

Ahí llegó una enfermera para aplicarle la dosis contra el Covid-19, quien le indicó que se cambiara a otra silla donde debería esperar media hora para ver que no presentara reacciones adversas.

“Me pusieron una cinta donde decía a qué hora me vacunaron y era la que revisaban para ver sí ya había pasado media hora,” dijo.

Después de eso, le pidieron que se siguiera cuidando y que no dejara de usar el cubrebocas; le dieron un comprobante de que ya se había inmunizado.

A doña María le aplicaron la vacuna de Cansino, misma que solo requiere de una dosis y hace efecto en 15 días.

Miedo a la vacuna

Explicó que ella nunca le tuvo miedo a la vacuna contra el Covid-19, al contrario, estaba a la espera de su aplicación.

“Yo lo que quería era que me vacunaran, yo no tenía miedo, toda la gente tenía miedo. Quería que me vacunaran para que no me fuera a dar la enfermedad esa, el Covid. Así ya está uno más protegido,” aseguró.

Además, señaló que se sintió feliz de haber recibido la vacuna.

“Estaba emocionada, contenta y más cuando nos venimos que no traía síntomas de nada. Estaba contenta porque ya ni se me veía rastro de que me habían vacunado.”

Comentó que a pesar de que más personas de la comunidad se mostraron asustadas y dijeron que se sentían mal después de la aplicación, ella se sintió muy bien.

“Creo que ya hasta me siento más alivianada. El temor es lo que me traía mal. Ahora ya salgo más, no podía uno salir porque estaba uno con miedo, ahora salgo más, pero con la protección del cubrebocas,” finalizó.

Don`t copy text!