|  

Investigan anticuerpos de alpacas y burros para terapia contra Covid-19

Con la ayuda de una proteína las alpacas y los burros producen anticuerpos que pueden ayudar a las terapias de pacientes con Covid.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Investigan a los dos animales en Bolivia y Chile. | Foto: Pixabay.

CHILE.- Investigadores de Chile y de Bolivia realizan estudios, por separado, de anticuerpos en alpacas y burros para realizar tratamientos a pacientes con Covid-19. 

Por su parte, la Universidad Austral de Chile investiga los anticuerpos de las alpacas y ya tienen el interés de una compañía biotecnológica alemana para repartir el tratamiento en todo el mundo.

de igual manera, el Instituto Nacional de Laboratorios (Inlasa), en Bolivia, ya comenzó a producir un suero, obtenido de los burros. Éste, es intravenoso y se producirá con la cooperación del Laboratorio de Ingeniería de Cultivos Celulares de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Ambos estudios están basados en las proteínas  “spike” o “S” del coronavirus, pero no están ligados entre sí. Dichas partículas son las que permiten que el virus se transmita, al adherirse a otros organismos.

Chilenos estudian en alpacas

Los investigadores de Chile realizan estudios en una alpaca macho, color marrón, de cuatro años, llamada ‘Buddah’.

El líder de la investigación es el científico Alejandro Rojas, quien, con financiamiento de la Coalición Coreana Contra Enfermedades Emergentes (Koicid), de la Universidad Austral y de fondos regionales de Valdivia (800 km al sur de Santiago), comenzó a realizar el estudio.

De acuerdo con Rojas, él y su equipo de 12 investigadores, crearon  una vacuna con la proteína espícula presente en la superficie del coronavirus; luego de eso, se la inyectaron  a Buddah.

A las pocas semanas, detectaron que la alpaca ya había generado anticuerpos.

Bolivia utiliza suero de burros

Mientras tanto, investigadores de Bolivia consiguieron un suero de burros para tratar a enfermos de Covid-19.

Sin embargo, ellos también trabajaron con la proteína espícula, proporcionada por Brasil. Ésta, se utilizó para inocular a seis burros con el propósito de que desarrollaran anticuerpos y produjeran un suero hiperinmune.

“Al burro se inmuniza por cinco días con la proteína S. La S es la proteína que busca las células respiratorias, entonces cuando se presenta el virus [esa proteína] se adhiere a la membrana del tejido pulmonar”, dijo el director del Inlasa, Gil Patrick Fernández.

 

Don`t copy text!