|  

Edición
Impresa

18 de mayo

Imagen Zacatecas edición del 18 de mayo de 2024

Category: Sigifredo Noriega

Iglesia en salida

¿Cómo cumplir la misión que Jesús confía a los suyos en tiempos de increencia, indiferencia, deshumanización, procesos electorales cuestionados?

Amar en todo tiempo

El Señor Jesús sigue insistiendo en la necesidad de “permanecer en su amor”. Esto es indispensable para quienes desean aprender el arte divino de amar.

El círculo del olfato

El Papa Francisco nos ha recordado que los pastores deben ‘oler a oveja’ y las ovejas deben ‘oler a sus pastores’ que, a su vez, deben irradiar al Buen Pastor.

Testigos, modelo 2024

Aceptar a Jesús Resucitado es un acto de fe y ésta exige una respuesta personal y comprometida.

Ocho días después

El Domingo pasado Jesús Resucitado aparece muy activo atendiendo a los suyos que están “muertos de miedo”.

La vida en plenitud

La resurrección de Jesucristo es el anuncio de vida por excelencia.

Pasión divina, pasiones humanas

Todo es pasión: la del Hijo de Dios que vive la subida al Gólgota hasta el extremo del amor; y las nuestras, que no alcanzan a recorrer con amor sereno las estaciones del viacrucis de la vida.

El grano de trigo

Jesús responde a la búsqueda de todos los seres humanos con la imagen del grano de trigo. Se trata de dar frutos, no de tener éxito.

La señal de la cruz

En la medida en que el ser humano opta por la luz y obra con la verdad va decidiendo con claridad su futuro, su juicio, su eternidad, su presente, su historia de salvación.

Conversión del corazón

Las prácticas cuaresmales valen poco si no logran perforar el santuario secreto del corazón y ayudan a hacer las cosas ‘de todo corazón’; esto es mucho más que hacerlas por costumbre o tradición.

Transfiguración

Este gran tiempo de conversión apunta hacia el futuro luminoso que solamente Dios Todopoderoso puede dar, que “ni ojo vio ni oído oyó”.

Esperanza, conversión, tentación

La Cuaresma aporta el trazo del camino, las señales de tránsito, los ‘aguajes’ para satisfacer la sed del peregrino, la medicina de la misericordia.