|  

No habrá evento por el Día del Maestro en el SNTE

Los docentes desconocen en qué se gastará el recurso destinado para este día.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

ZACATECAS.- Los docentes se enfrentaron a diversas problemáticas que se originaron por la pandemia por Covid-19 para evitar que los alumnos perdieran la continuidad de sus clases; sin embargo, por segundo año consecutivo se canceló su festejo.

Cada año se realiza una inversión para realizar un evento por el Día de la Educadora y el Día del Maestro por parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), pero la contingencia sanitaria impide su organización.

Sin embargo, a los docentes no se les ha informado a qué se destinaron los recursos y argumentan que se pudo haber invertido en apoyos como teléfonos celulares, laptops o con el pago del servicio de internet para continuar con las clases en línea.

La pandemia frenó la educación

A pesar de ello, la vocación y el cariño que tienen a sus alumnos no se ha visto empañado, comentó la maestra, Erika Barbosa, quien da clases de preescolar en el municipio de Fresnillo.

La docente narró a Imagen que lo más complicado que ha enfrentado durante la pandemia, es la falta de recursos de los padres de familia para poder trabajar desde casa.

En muchos casos no tienen computadora o laptop ni servicio de internet en casa, otros no tenían teléfonos inteligentes o recursos para poner saldo y poder recibir las clases a distancia.

También muchos padres de familia trabajan por las mañanas, por lo que tuvieron que adaptar los horarios de los tutores y hacer videollamadas por la tarde o a altas horas de la noche; además, de recibir las tareas o trabajos después de las 11:00 de la noche.

Barbosa explicó que en algunos casos no tenían acceso a las aplicaciones Zoom y Meet, por lo que se optó por conformar grupos de WhatsApp en donde cada lunes se les enviaba una tabla con las actividades de la semana y se hacían videollamadas para platicar con los estudiantes.

Para la docente esto era complicado, ya que no había utilizado nuevas tecnologías para dar clase, además de que en preescolar es fundamental el contacto directo con los menores.

“Tengo cinco alumnos que no pueden mandar tareas porque sus padres no tienen dinero ni para comer, mucho menos para pagar saldo, y lo poco que tienen es para su alimentación. Las evaluaciones son cualitativas, pero vemos que los trabajos no lo hacen los niños sino sus padres y eso también es evaluar con mentiras”, explicó la docente.

Con su esfuerzo y dinero propio, les hizo un regalo y contrató a un payaso para que enviara un mensaje a sus 30 alumnos el pasado 30 de abril por ser Día del Niño.

Destacó que de todos ellos, solamente conoce a una pequeña en persona.

Afectado el Centro de Atención Múltiple

Una institución que también se vio afectada por la contingencia sanitaria fue el Centro de Atención Múltiple, informó María de la Luz Dueñas, directora del centro.

Explicó que los niños reciben atención por parte de cinco especialistas y, ante la pandemia, se hizo un diagnóstico sobre el uso de la tecnología y redes sociales en las familias para saber cuántos aparatos tecnológicos tenían a su disposición.

A través de este estudio detectaron que el nivel socioeconómico era bajo en la mayoría de los usuarios, y, aunque la mayoría tenía teléfonos inteligentes, no todos sabían usar plataformas como Zoom o Meet o no tenían internet en casa ni recursos para poner saldo.

Se continuó trabajando con las adecuaciones curriculares debido a que no hubo programas para la educación especial, y se hizo la modalidad de intervención a través de grupos de WhatsApp, videollamadas y mensajes.

Para quienes no tenían manera de comunicarse de manera digital, se trabajó con la modalidad de los cuadernillos. Al inicio se enviaban cinco actividades diarias y, al ver que era mucha carga, se replanteó la estrategia.

 

Don`t copy text!