|  

Hay 41 mil 858 zacatecanos con discapacidad

Es notoria la inclusión de este sector en las distintas actividades en el estado.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Don Antonio Castro es discapacitado y pide dinero para sobrevivir. | Foto: Norma de Luna.

ZACATECAS.- En Zacatecas hay alrededor de 41 mil 858 personas con alguna discapacidad; más de 36 mil son mayores de edad.

La discapacidad motriz es la que mayor incidencia se tiene en el estado, detalló María de Lourdes Rodarte Díaz.

Enseguida se ubican la discapacidad visual; la auditiva y la discapacidad intelectual, según las atenciones que se brindan en el Instituto para la Atención e Inclusión de las Personas con Discapacidad.

La titular informó que hay más hombres que mujeres quienes tienen alguna discapacidad.

De los 36 mil 879 mayores de 18 años, 19 mil 625 son varones; así mismo, de los 4 mil 979 menores de edad 2 mil 848 son hombres.

Esta estadística, dijo, refleja que cada vez hay más personas que se atienden en el Instituto y se debe a las actividades, así como la inclusión a la que se intenta llegar en cada ámbito.

Los municipios en donde mayor población con discapacidad se tiene registrada son Fresnillo, Zacatecas y Guadalupe.

“Las personas con discapacidad cada vez se hacen más visibles a la comunidad en la que viven, así como la necesidad de servicios para su atención”, expresó.

Esta situación genera que haya menos personas recluidas en el hogar y hay más niños que se incluyen a la educación y los adultos a los empleos.

Rodarte Díaz comentó que está segura de que se está logrando la inclusión de mujeres y hombres discapacitados en la sociedad.

“Están siendo actuantes y partícipes de la vida en comunidad y eso se ve en los beneficiarios del Instituto y la actividad diaria”.

La pandemia

Sin embargo, durante la pandemia por Covid-19 también se visibilizó más la carencia de este sector de la población.

Cada vez es más común encontrar a personas con alguna discapacidad pidiendo dinero en las calles que, además se exponen a esta enfermedad.

Tal es el caso de don Antonio Castro de 80 años, quien compartió tener discapacidad visual, aunado a otras enfermedades y problemas para desplazarse.

Es un adulto mayor a quien su familia abandonó, según comentó, y la falta de recursos lo orilló a salir y pedir dinero en la calle todos los días.

Expresó que a su edad es muy complicado valerse por él mismo, sobre todo porque no hay oportunidades laborales en su condición.

Además, lamentó que los apoyos son limitados y durante toda su vida la inclusión no fue algo que le tocó.

“La gente es buena, me regalan monedas para salir al día y no falta quien me dé un taco también; pero fácil no es”, mencionó.

Don`t copy text!