|  

Edición
Impresa

07 de diciembre

07 de diciembre

Avanza Desafío Responsable en Zacatecas

Incentivan a quienes venden bebidas alcohólicas a que pidan identificación a las personas que aparenten ser menores de edad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Foto: Cortesía.

ZACATECAS.- Como parte del programa Desafío Responsable, de Fundación AB InBev y Grupo Modelo, el pasado mes de octubre se realizó la primera ronda de visitas encubiertas o Mistery Shopper, cuya misión es incentivar a los establecimientos que sirven bebidas alcohólicas a que pidan identificación a las personas que aparenten ser menores de edad, restringiéndoles la venta de estos productos.

La iniciativa de Desafío Responsable, que se enmarca en el proyecto Zacatecas Ciudad Piloto, va dirigida a todos los empresarios y empleados del gremio restaurantero, de bares y de venta de bebidas con alcohol en general.

A través de una plataforma digital que consta de módulos interactivos, se capacita y certifica a todo personal vinculado con este sector comercial.

Quienes cursen la totalidad de los módulos tendrán información que va desde qué efectos provoca el alcohol en el cuerpo de quien lo consume, cuáles son las leyes que deben conocerse y aplicarse al respecto, hasta las mejores prácticas para implementar un sistema de consumo responsable.

Además, existen recompensas para todos los negocios y personas certificadas.

En ese sentido, el programa ya otorgó los primeros incentivos tanto a dueños de establecimientos como al propio personal; los beneficios pueden ir desde set de mandiles, material impreso para el negocio, hasta dinero en efectivo.

Una de las estrategias de Desafío Responsable son los compradores encubiertos o Mistery Shoppers, quienes asisten a los establecimientos participantes para verificar presencialmente si se está cumpliendo con la regulación jurídica en la materia, y por lo tanto, se está pidiendo la identificación a menores de edad.

Así, en cada visita de un comprador encubierto que detecte que se cumple la ley, el vendedor o servidor de alcohol responsable recibe 200 pesos instantáneamente, y el dueño del negocio, una estrella.

Don`t copy text!