|  

Edición
Impresa

17 de enero

17 de enero

Aumenta demanda de casas de empeño

Durante la pandemia, las y los zacatecanos han empeñado sus objetos hasta en un 30 % más que en otros años.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Debido a las complicaciones económicas de la pandemia aumentaron los empeños en zacatecas. |Foto: Cortesía

Durante la pandemia, las y los zacatecanos han empeñado sus objetos hasta en un 30 % más que en otros años.

El aumento se debe a que han tenido mayores necesidades económicas por el desempleo o la reducción de ventas.

De acuerdo a trabajadores de estos negocios ubicados en Zacatecas y Guadalupe, el aumento en los empeños se dio con la reducción de días laborales y retraso de salarios.

Sumado a esta situación, los clientes que tratan de recuperar sus pertenencias tienen que pagar hasta un 50% más de lo que les dieron por él.

Por ejemplo, un objeto empeñado por 2 mil pesos, al no pagar los intereses en dos meses, aumentó su costo a 3 mil pesos.

 

Electrodomésticos y joyas lo que más empeñan

Los anteriores son comentarios, en los que coincidieron los empleados de las casas de empeño; además de zacatecanos que acuden a empeñar algunos objetos para obtener recursos económicos.

Al cuestionarles qué tipo de objetos son los que más se empeñan, respondieron “electrodomésticos y joyas, estas últimas porque no tienen mucho uso y son cosas de lujo con las que piensan que van a sacar más dinero”.

Las demanda de empeño de productos ha incrementado un 30 por ciento. |Foto: Archivo

Es difícil recuperar los productos

Edgar, es un zacatecano que durante el último año ha hecho uso en varias ocasiones de las casas de empeño, llevando a este lugar diversos objetos de su hogar o herramientas de trabajo, al fin de obtener recursos para subsistir.

En el 2020 sufrió un accidente vehicular por lo que se le tuvieron que realizar dos cirugías en las cuales invirtió los ahorros con los que contaba.

Posteriormente, al complicarse su estado financiero porque su patrón no pagaba salarios a tiempo, terminó acumulando deudas.

“Y para amortizar algunos de los gastos de la casa, empeñe, vendí y pedí prestado para salir adelante con las deudas” explicó.

“La peregrinación de visitar varias casas de empeño fue por toda una semana, hasta que encontré el mejor lugar para que me dieran más dinero por mis cosas que iba a empeñar”.

Edgar detalló que empeñar las cosas ayuda en lo inmediato al tener dinero, pero es muy complicado recuperar los objetos ya que se pagan intereses acordados con la casa de empeño, los cuáles son altos y en muchos casos difíciles de pagar.

Don`t copy text!