|  

Edición
Impresa

08 de diciembre

08 de diciembre

Mujer lanza sopa hirviendo a gerente de restaurante; la busca la policía

Los hechos quedaron registrados en las grabaciones de las cámaras de seguridad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Foto: Cortesía.

ESTADOS UNIDOS.- En un restaurante mexicano de Texas, Estados Unidos, una mujer agrede a Jannelle Broland, gerente del lugar, al lanzarle sopa hirviendo en el rostro.

Los hechos quedaron registrados en las grabaciones de las cámaras de seguridad, por lo que la mujer es buscada por la policía.

Pues las autoridades de este país, señalaron que se trata de un inusual caso de violencia, por la mujer podría enfrentar cargos más graves.

“Las autoridades investigarán el caso como un “delito de alto nivel”, dijo Alejandra Arreguín,  portavoz del departamento de policía.

La denuncia fue remitida al Juzgado de la Ciudad, como Clase C, pero está siendo desestimada, pues “el nuevo cargo se determinará sobre el resultado de la investigación”, dijo Arreguin.

“Estamos investigando cargos más altos”.

El video se viralizó en redes sociales donde se muestra a la mujer arrojar la sopa en la cara de Broland. La mujer, a quien la policía aún no ha identificado, abandonó rápidamente el restaurante luego de la agresión.

Cabe destacar que este hecho ocurrió el 7 de noviembre en el restaurante “Sol De Jalisco” en Temple.

Agresión en el restaurante

La agresora pidió comida a su casa, pero según ella, alguno de sus platillos estaba tan caliente que derretía la tapa del contenedor de plástico. Por lo que se dirigió al restaurante al reclamar.

La gerente quiso solventar la situación ofreciéndole el reembolso del dinero e incluso le propuso otras opciones, pero la mujer agresora no quiso escuchar más y lanzó la sopa caliente sobre Broland.

A través de TikTok, la gerenta del restaurante afirmó que la mujer “estaba inconsolable”, pese a que le ofreció “un reemplazo de comida gratis y un reembolso”.

“Cada vez que mencionaba un reembolso o una comida de reemplazo gratis, ella simplemente me interrumpía y decía: ‘Esto es jodidamente ridículo’ o ‘Mira esta mierda’ (…) Ella no parecía querer nada, solo reprenderme”, dijo la trabajadora.

La situación para la víctima fue grave, al punto que “se sintió como si hubieran rociado con gas pimienta”, aunque afortunadamente no tuvo que ser derivada de urgencia a un centro asistencial.

“Me ardían los ojos, me sangraba la nariz, tenía mucho dolor. Para cuando lo limpié y casi pude ver de nuevo, ya había clientes y personal afuera siguiéndola”, expresó.

En redes miles de personas han comentado de manera positiva en apoyo a la víctima y al restaurante, por lo que el negocio se ha visto favorecido.

Don`t copy text!