|  

Edición
Impresa

24 de enero

24 de enero

Ahora, el blanco es Banxico

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Luis Enrique Mercado.

Nunca los partidos políticos han tenido buenos economistas y por eso sus propuestas en materia económica van de lo ridículo a lo patético.

Los grande economistas que han ocupado cargos públicos en la Secretaría de Hacienda, el Banco de México, la Secretaría de Economía, la Banca de Desarrollo o algunos organismos independientes, no han sido priístas, ni panistas, ni perredistas, ni verdes.

Basta recordar a Pedro Aspe, Jaime Serra, Herminio Blanco, Luis de la Calle, Miguel Mancera y hasta Ernesto Zedillo, quien aunque llegó a la presidencia por el PRI, estableció una sana distancia con ese partido cuando ya estaba en Los Pinos.
Por eso, cuando los partidos proponen iniciativas de ley en materia económica, hay que preocuparse y especialmente en este sexenio en el que Morena dio entrada a tanto desatinado; muchas iniciativas en materia económica ponen los pelos de punta porque, de concretarse, nos llevarían al precipicio en el momento mismo de su aprobación.

En este sexenio el blanco favorito de las iniciativas de los partidos ha sido el Banco de México y ya han habido propuestas para limitarle su autonomía o para encargarle tareas adicionales a su responsabilidad constitucional que es la lucha contra la inflación.

La más reciente de estas intentonas es una iniciativa emanada del PRD, quien para no quedarse atrás, propone modificar el marco legal de Banco de México y de la Secretaría de Hacienda, porque según los perredistas las “leyes de SHCP y Banxico, inhiben el crecimiento económico”.

Proponen los perredistas reformas legales ”para que ambas instituciones contribuyan al desarrollo, la inversión, el ahorro y el empleo bien pagado”.

En la realidad, en la época moderna de México han sido precisamente la SHCP y el Banco de México, los pilares para que el país recuperara la estabilidad económica y el crecimiento, raquítico si se quiere, pero crecimiento a fin de cuentas.

La SHCP moderna hizo frente al endeudamiento excesivo y ha manejado responsablemente las finanzas públicas y Banco de México sin duda es el responsable de que el país tenga hoy inflaciones de 3% anual.

Muchos diputados de todos los partidos piensan qué hay que hacer responsable a Banxico, también del crecimiento económico, sin darse cuenta que una inflación baja es precisamente el mejor estímulo para el crecimiento económico.

Proponer modificar los marcos legales para que Banxico y Hacienda contribuyan al desarrollo supone que ahora no lo hacen, cuando la realidad es que ambas son instituciones pilares de lo que este país ha logrado hasta ahora.

Y la verdad es que lo que nos dicen las cifras económicas de hoy es que estuvimos mejor cuando estuvimos peor.

*Twitter @jerezano52.

Don`t copy text!