María Guadalupe Márquez Acosta - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



María Guadalupe Márquez Acosta

María Guadalupe Márquez Acosta

Ricardo González

   |  4 marzo, 2021

Ricardo González.

Conocí a la familia Márquez Acosta hace más de diez años por culpa de la bebecilla de la casa la licenciada Lucía; desde el 2015 comencé a impartir clases en el campus de Jerez, a partir de ese momento la relación con la familia creció con cada tarde de convivencia.

Luci, Elena “La güera” y la maestra Lupita me recibieron como otro integrante más de su familia.

Una casa antigua de Jerez, una farola en forma de dragón, unas gruesas puertas de madera, un zaguán, un gran pasillo lleno de flores y plantas, una buganvilia roja que contrasta con el blanco de los muros.

La cocina con su amplia mesa fue el escenario de innumerables momentos, risas, añoranzas pero sobretodo de un cálido ambiente de hogar.

La primera vez que me quedé conversando a solas con la maestra Lupita me sentí algo intimidado por su hoja de vida, la conversación fluyó rápidamente y mis dudas se disiparon.

Su lucidez y su memoria eran excelentes, su forma de ser tan ordenada se notaba hasta en los rituales de la hora de comer.

Comentábamos cosas de los estudiantes, de las nuevas materias, de las diferencias entre el sistema de Preparatorias Estatales y el de la UAZ.

Me contaban sobre ediciones pasadas del carnaval y de las presentaciones que habían quedado para la memoria colectiva de los jerezanos.

La mayoría de las cosas que supe de la maestra Lupita me las fueron contando diferentes personas a lo largo de mis años de trabajo en Jerez.

Iniciadora de muchas de las tradiciones que actualmente vive Jerez, es no sólo una institución en el campo de la educación sino también en la cultura de su municipio.

Más de 50 años guiando una de las instituciones más grandes de Jerez, entregó cuentas generosas de su paso por la administración y por las aulas.

Jerez y el estado de Zacatecas pierden a una maestra cabal, íntegra, con toda una vida dedicada a las labores docentes.

Recuerdo el último desfile antes de jubilarse; a pesar de sus años estaba supervisando el contingente de su prepa para que todo saliera a la perfección, las chicas de la escolta con sus uniformes bien alineados.

Las y los chicos de la sociedad de alumnos la rodeaban y le decían cosas de cariño, tal vez eran los consentidos de la maestra.

La maestra Lupita dejó en las mentes y en los corazones de tantas generaciones de jerezanos la semilla de un mejor porvenir a través del estudio.

Sirva este texto como un recuerdo para la familia Márquez Acosta, Luci, Nena, Amelia, Carlos, Javier, Roque, Ricky para todos, un fuerte abrazo. Gracias maestra por todo.

Comentarios

Don`t copy text!