|  

Edición
Impresa

28 de noviembre

28 de noviembre

Perros (II)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Buscando averiguar cómo y cuándo ocurrió este proceso por vez primera, la comunidad científica ha abordado el fenómeno de la evolución progresiva de los salvajes lobos feroces hasta llegar a las diversas razas de perros domesticados que hoy conocemos
Lo que la ciencia ha determinado es que el «Canis lupus familiaris» moderno, es una especie que desciende del lobo primitivo.

En algún momento de la prehistoria se separó la evolución entre esos lobos primitivos y los mejores amigos de la humanidad, dando lugar a dos especies diferente, lo cual según consenso científico ocurrió hace entre 15 mil y 40 mil años. Para los científicos es un enigma determinar cómo una especie tan feroz y peligrosa como el lobo, pudo en algún momento de su existencia, terminar siendo una especie tan amigable. De esta manera, han surgido varias teorías fundamentadas en los contrastes de las revisiones genéticas entre varios fósiles y razas modernas de perros.

1. Un lobo malherido fue encontrado por un humano de la Prehistoria, que en vez de matarlo lo cuidó, el lobo adoptó una conducta de agradecimiento por el trato y cada vez se mostró más manso adoptando una actitud protectora y amigable para el humano que lo cuidó. Este comportamiento fue transmitido a sus descendientes.

2. Los humanos prehistóricos de alguna manera consiguieron capturar a crías de lobos, las conservaron, las criaron y poco a poco lograron domesticarlas.

3. La explicación más aceptada es que como en cualquier otra especie, los lobos primitivos, mostraron diferentes comportamientos, de manera que unos fueron más agresivos y otros más amigables. Los más tranquilos, se acercaban más a los humanos sin causarles daño, esto como consecuencia debió despertar una actitud de mayor tolerancia por parte de los humanos de la prehistoria, propiciando con esto las condiciones para la evolución de lobo a perro.}

La evolución domesticación del lobo trajo consigo el desarrollo de características físicas de esa especie, tales como, orejas caídas, colas rizadas, más cantidad de pelaje en el pecho, sensación de risa cuando respiran por la boca, pero, sobre todo, la adquisición de un comportamiento orientado a brindar protección a los humanos.

Don`t copy text!