La “vieja” izquierda y Punto Final - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

La “vieja” izquierda y Punto Final

La “vieja” izquierda y Punto Final

Pablo Torres Corpus

   |  5 febrero, 2020

Pablo Torres Corpus

Pablo Torres Corpus.

Los términos izquierda y derecha surgieron durante una asamblea posterior a la Revolución Francesa, y el bautizo fue relativamente sencillo, ante el desorden de la sesión, se propuso que los que estuvieran a favor de conservar las prebendas del rey se colocarían a la derecha y los que optaban por una asamblea democrática a la izquierda.

Ese orden se mantuvo en futuras asambleas, y así lo girondinos que pretendían conservar o regresar al Estado de un solo hombre se sentaron a la derecha.

Y los jacobinos que promovían la liberalización de la política y el equilibrio de poderes a la izquierda.

Aunque los términos izquierda y derecha han adoptado miles de acepciones y condiciones dependiendo del momento políticos, de manera general operaban y argumentaban sobre los cimientos que dieron nombre a su apelativo.

A mucha distancia y mucho tiempo después, en nuestro México contemporáneo la izquierda de peleaba con mucho ahínco por el equilibrio de poderes, por erradicar el presidencialismo, por la creación de instituciones fuertes y autónomas, alejadas de la influencia del presidente o el amiguismo del grupo en el poder.

La izquierda mexicana que yo recuerdo era solidaria con prácticamente todos los movimientos sociales, desde el #yosoy132 hasta el combate por los derechos de los migrantes, pasando por el pleno respaldo a los enfermos crónicos, especialmente los niños y los ancianos.

La izquierda que yo conocí pugnaba por el respeto a las comunidades indígenas y era feroz en la protección del medio ambiente y el uso de energías alternativas.

Esa izquierda detestaba todo lo que tuviera que ver con el intervencionismo estadounidense, ni siquiera toleraba recibir consejo de los gringos.

También, reprobaba el corporativismo político y sindical, y para cada cargo público exigía anteponer la meritocracia al sistema de lealtades.

Pero, algo pasó esa izquierda o movimientos autodenominados de izquierda cambiaron sus ideas y ahora enfocan todos sus esfuerzos y argumentos en fortalecer el presidencialismo que tanto padecieron, en justificar el amiguismo que tanto detestaban.

El dinamitar las instituciones autónomas que tanto exigieron, se han olvidado de las luchas por la conservación del medio ambiente, por la generación de energías alternativa.

Ahora le tienden puentes al corporativismo y el sistema de lealtades es más fuerte que la meritocracia.

Punto Final

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.
Cambiar la configuración de la privacidad