Días difíciles - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Días difíciles

Días difíciles

Jóse Luis Guardado tiscareño

   |  2 abril, 2020

Días difíciles

La emergencia sanitaria declarada por el Gobierno Federal en nuestro país desde el pasado lunes nos ha llevado a una nueva dinámica social entre los mexicanos, y sin duda representará un parteaguas en la manera de socializar, pero también servirá como un precedente para el impacto económico que habremos de ver en próximos días; la medida sin duda es necesaria e indispensable para poder combatir con firmeza la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 (Covid-19), sobre todo en una sociedad caracterizada por la incredulidad, la especulación y la desconfianza a sus autoridades, pero sobre todo, una sociedad basada en una economía sustentada en la informalidad.

En este contexto es fácil reconocer las problemáticas a las cuales nos estamos enfrentando, y que desafortunadamente se irán agudizando durante las próximas semanas. Por un lado, tenemos la situación de salud, que para el cierre del mes de marzo, se alcanzó la cifras de mil 215 personas contagiadas y 29 decesos por Covid-19 en el país.

Si bien, dichos números se encuentran relativamente controlados si los comparamos con países como Estados Unidos, Italia o España, lo cierto es que la respuesta de la población en cuanto a las medidas de prevención como el aislamiento voluntario, y ahora el cese de actividades no esenciales, han sido tomadas a la ligera, aunque no podemos dejar de reconocer a un buen sector de la población que de manera responsable ha tomado la decisión de acatar la medida de quedarse en casa.

Sin embargo, según cifras de la propia Secretaria de Salud, los casos han dejado de sumarse y empezaron a multiplicarse en los últimos días, además de que la curva comenzó a crecer drásticamente y como bien se ha dicho, lo grave de esta situación es la vulnerabilidad de nuestro sistema de salud, en el cual, dentro de la fase dos de la epidemia, ya hay una insuficiencia en insumos y materiales, además del personal médico que atendería esta emergencia.

Si la tendencia sigue como hasta ahora y si la población continúa sin dimensionar la gravedad de la situación, nos enfrentaremos a una realidad bastante complicada, pues las mismas autoridades de salud estiman que al llegar a la fase tres estaremos acumulando un déficit de más de 23 mil enfermeros(as) y más de 6 mil 600 médicos que se requerirán para poder hacer frente de manera eficiente a la contingencia.

Es necesario recalcar que esta opinión no busca generar pánico, sino consciencia, pues no podemos dejar de lado que estos escenarios se están previendo dentro de un sistema de salud público que históricamente no ha logrado atender la demanda y calidad de la atención para su población, y que fácilmente se verá rebasado en este tipo de emergencias.

Aunado a ello, es necesario mencionar el escenario económico que se está configurando conforme pasan los días, pues al igual que nuestro sistema de salud deficiente, nuestra economía ya se encontraba en recesión antes de la contingencia y viene arrastrando varios años de crecimiento mediocres que imposibilitan un mayor desarrollo.

Según especialistas, la caída del precio del petróleo, la depreciación del peso mexicano frente al dólar y la pandemia del coronavirus se convierten en factores que pueden ocasionar una caída de hasta el 8% en la economía mexicana.

En otro momento trataré de ahondar en el tema económico, pero sin duda los días difíciles que estamos enfrentando en estos momentos nos obligan a actuar de manera responsable y sensata.

Actuemos así como sociedad, dejando de lado el individualismo y contribuyamos en la medida de nuestras posibilidades a minimizar los impactos negativos que como sociedad estamos por enfrentar.

*Profesor UAZ

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.
Cambiar la configuración de la privacidad