|  

El tiempo - Tutiempo.net

El cliente es primero

El servicio de calidad y buen trato al cliente es clave fundamental del éxito de un negocio o servicio.

Isabel Orendain

   |  8 noviembre, 2019

El cliente es primero

Este fin de semana fuimos a una boda Guanajuato y los empleados del hotel estaban todos de muy mal humor, esto da muy mala impresión porque nosotros somos los clientes y ellos deben de tratar de brindar una sonrisa siempre. Cuando trabajamos en un lugar en donde damos servicio a las personas, ya sea en un mostrador, en un restaurante, en un hotel, en un hospital, en un consultorio, en una tienda, en una oficina gubernamental; o si somos doctores, dentistas, choferes, maestros, es decir, si trabajamos en toda clase de lugares en donde se tenga atención directa con personas, debemos tratar de ser amables, tener una sonrisa y ponernos en los zapatos del cliente.

No sabemos la historia que cada uno trae atrás, pueden estar muy enfermos, cansados, o como le pasó a un sobrino mío que trabajó en Disney, que nos contó que en cada una de sus capacitaciones les infundían que el cliente es primero, que se pusieran  en sus zapatos, que siempre tuvieran  una sonrisa para ellos y les hicieran la estancia feliz. También les decían  que muchas de las personas que van allí  han ahorrado toda su vida para tener ese viaje. Y esto es real, si alguien ha tenido la fortuna de haber ido a esos parques de verdad los empleados tratan de hacer el momento agradable y regresa uno a su casa como si hubiera estado en el paraíso.

No nos cuesta nada brindar una sonrisa a la gente que atendemos, una de las causas porque la gente deja de comprar en un lugar o de regresar a un hotel es por la cara de palo que tienen tanto los dueños como los empleados. Cerca de mi casa había una tienda de abarrotes en donde los que atendían, siempre estaban de malas, y eran hasta groseros; claro que cuando llegó a la esquina una tienda de conveniencia, todo el mundo comenzó a comprar allí y dejó de consumir en la tienda de abarrotes.

Hay que reflexionar y ver que si soy el dueño de algún comercio o si trabajo en contacto con los clientes, o si soy médico o enfermera, chofer o taxista, tengo que hacer el esfuerzo de tener una sonrisa siempre, porque no sabemos el motivo de su visita y algo muy importante, es el cliente y está pagando muchas veces con bastante esfuerzo por un servicio, mercancía o consulta.

Hoy en día existen muchos cursos de superación para las empresas y sus empleados y entre ellos se está haciendo mucho énfasis en que el cliente es primero y en cómo ser amable con  ellos; y si por alguna razón nunca se ha asistido o no se puede asistir no es nada difícil estar sonriente, dejar satisfecho y contento al comprador o consumidor.

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.