|  

Edición
Impresa

24 de septiembre

24 de septiembre

La disminución de los polinizadores afecta la producción de alimentos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Eduardo Ruiz-Healy.

Los animales fundamentales para la polinización de las flores se están extinguiendo. Esto ya se sabía, pero las causas de ello se desconocían con exactitud.

Ahora, gracias a un grupo de 20 expertos a escala mundial dirigidos por la Universidad de Cambridge, podemos entender mejor qué está causando la disminución de polinizadores y los riesgos que ello implica.

Sus conclusiones y recomendaciones se publicaron ayer en la revista mensual inglesa en línea Nature Ecology & Evolution, cuyos artículos, antes de publicarse, son sometidos a una intensa revisión por pares.

Entre el 75% y 84% de los cultivos para el consumo humano y las plantas con flores se reproducen gracias al polen que distribuyen las abejas, avispas, mariposas, escarabajos, murciélagos, moscas y colibríes.

Y entre las frutas y hortalizas que requieren de estos polinizadores están las siguientes: almendra, arándano, cacao, café, calabaza, cebolla, fresa, frijol, nuez, pepino y soya. Casi cualquier planta en flor que produzca cualquier tipo de semilla y de fruta necesita de esta polinización.

La directora del proyecto, Lynn Dicks, del Departamento de Zoología de Cambridge, afirma que “Lo que les suceda a los polinizadores podría tener enormes efectos en cadena para la humanidad. Estas pequeñas criaturas juegan un papel central en los ecosistemas del mundo, incluidos muchos de los que los humanos y otros animales dependen para su nutrición. Si se van, es posible que tengamos serios problemas”.

Un importante informe de 2016 en el que participó Dicks señaló que en los últimos 50 años la producción de alimentos dependientes de polinizadores aumentó 300% y que el valor de mercado de esos alimentos fue de aproximadamente 577 000 millones de dólares.

El grupo de expertos identificó ocho causas que explican que el número de polinizadores esté disminuyendo alrededor del mundo:

1. El manejo de polinizadores: el uso intensivo para la polinización de dos especies de abejas melíferas y cinco de abejorros está causando la desaparición de especies polinizadoras silvestres; 2. Plagas y patógenos que, como a todo ser vivo, afectan a los polinizadores; sin embargo, estos se vuelven más problemáticos cuando las abejas domesticadas viven en colmenas abarrotadas; 3. Uso de pesticidas; 4. La transformación de la tierra y fertilizantes; 5. Transformación del hábitat; 6. Invasión de especies no nativas; 7. Organismos genéticamente modificados y; 8. Cambio climático.
Con base en su diagnóstico, el panel de expertos recomienda diversas estrategias para evitar que siga disminuyendo el número de polinizadores y revertir la situación.

El asunto es importante para México porque América Latina es la región más afectada y los cultivos polinizados por insectos son esenciales para el suministro regional de alimentos y el comercio internacional. Además, las poblaciones indígenas dependen de plantas polinizadas.

En 2020 la producción agrícola mexicana fue de 264.6 millones de toneladas y tuvo un valor de 631 000 millones de pesos. Nuestro país captó decenas de miles de millones de dólares por sus exportaciones de alimentos.

La disminución de las especies polinizadoras en México amenaza con afectar la producción de alimentos. Ojalá las autoridades estén haciendo algo para impedirlo. *@ruizhealy

Don`t copy text!