|  

Edición
Impresa

23 de octubre

Imagen Zacatecas edición del 23 de octubre de 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Alejandro Enríquez Suárez del Real, presidente de Coparmex en Zacatecas. | Foto: Archivo.

La pandemia ha puesto al mundo (literal) patas pa’arriba, pero la economía mexicana y en especial la de Zacatecas y Guadalupe, se encuentra en una situación muy compleja: al borde del abismo.

El mecanismo que tenemos en materia económica para sortear la actual situación, es no cerrar los centros de trabajo, porque según los datos de las propias autoridades, los contagios no se dan ahí, sino en reuniones privadas, donde no existe un mecanismo eficiente de control sanitario. Por el contrario, los centros de trabajo incluso nos pueden servir para fortalecer las medidas sanitarias y ser hasta puntos de detección de posibles infectados.

Hacer hincapié, en que sólo manteniendo las 3 medidas sanitarias más efectivas, podremos conservar los centros de trabajo abiertos; son tres medidas muy claras y precisas:

1.- Uso obligatorio del cubre bocas. (Ya en ley).

2.- Mantener Sana distancia. (Al menos 1.5 mts)

3.- Lavado frecuente de manos y uso de gel alcoholado.

Si entre el gobierno, sector productivo y la sociedad en conjunto, trabajamos coordinados, tendremos una transición de la pandemia con menos pérdidas de vidas, contagios y embates económicos. El enfoque principal deberá estar en la salud, cuidando tener los menos contagios posibles.

Mantener los centros de trabajos abiertos es relevante. Tenemos que tener la capacidad de garantizarle a los trabajadores del país y el estado, el que puedan llevar el sustento a sus casas; pedirles que no trabajen sin una renta básica garantizada, es ilógico e inhumano. Garanticemos que todos tengamos la posibilidad de llevar comida a casa, con el menor riesgo de contagio posible.

La solución está en todo;, el problema no fue generado por nadie. La pandemia llegó a poner todo patas pa’arriba. Dependerá de que la comunidad haga lo propio, para poner orden a este reto de nuestro tiempo; los problemas no definen a las sociedades, la forma de enfrentarlos, sí.

Los invito a que nos definamos como una sociedad y generación incluyente, pero sobre todo colaborativa, donde los pequeños esfuerzos de todos, sean la gran solución; hagamos comunidad, juntos podemos hacer de Zacatecas un ejemplo.

Don`t copy text!