×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Carta al Niño Dios 2016
Viven imaginando un mundo diferente
Redacción 12-12-2016 11:58 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen / Las niñas desean unas muñecas que compartan sus juegos.
GUADALUPE.- Meredith Guadalupe y Tamary Yamileth Raygoza Montalvo, son dos hermanitas que siempre se apoyan la una a la otra en todo momento, en las buenas y en las malas, hasta en las épocas más difíciles como las que atraviesa actualmente su familia.

“Es muy triste que no reciban regalo en navidad, pero pos’ la situación no nos da para regalos, apenas si completamos pa’ lo justo”, explica con desconsuelo Marisol Montalvo, madre de las pequeñas.

Agrega que su esposo trata de llevarles lo que puede, pero su trabajo como empleado no le reditúa lo necesario para llevar una vida digna, por lo que a veces tienen que apretarse duramente el cinturón.

Para ambas chiquitinas el mayor regalo que pueden tener y que las reconforta, es la unión que tiene ellas, ya que según su madre, es gracias a ese apego que las niñas pasan menos ratos de tristeza.

Ambas les encanta imaginar un mundo de fantasía donde todo está bien, y en el cual Meredith Guadalupe, tiene su tan preciada muñeca con la que sueña, mientras su hermanita disfruta del triciclo que espera y este año pueda concederle el Niño Dios.

Sin embargo, aunque existan ratos de alegría pasajera con juegos y risas, la dura realidad es más fuerte y la mayoría de veces las sorprende con momentos críticos que afectan seriamente las emociones de las niñas, pero para su  fortuna siempre cuenta con el soporte  que se dan entre ellas.