×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Usted ¿Cómo castiga a sus hijos?

Cosas de Jerez
Una vil capirotada, son los funcionarios del municipio
Javier Torres Valdez 14-11-2016 23:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Uno de los lectores de este modesto semanario mencionaba el día de ayer, los serios problemas que se avecinan en el municipio, a los que tendrá que hacer frente el maestro Fernando Uc Jacobo, en su responsabilidad como presidente de Jerez.

Otro interlocutor dijo que los problemas no se veían venir, y que de hecho, ya estaban encima.

La plática continuó en el sentido de que el profesor Uc no tiene grupo político de apoyo pues le fueron impuestos la mayoría de los funcionarios de primer nivel y se mencionaron los nombres de los que fueron apoyados, por Artemio Ultreras, Ismael Solís, Benito Juárez, Pepe Escobedo del Real, Otilio Rivera y hasta Pepe Pasteles, asegurando en consecuencia que quienes obtuvieron una chamba por recomendaciones, tendrán más fidelidad hacia sus apoyadores que al mismo presidente jerezano.

Algunos de los recomendados se sienten seguros en su puesto y en consecuencia observan el horario de trabajo que les place, llegan a la hora que quieren y salen igual.

Independientemente de los problemas y la falta de apoyo de sus funcionarios, existen problemas a los que no se les ve la solución inmediata, como lo son el pago de adeudos que dejó la anterior administración panista.

En el mercado municipal también se manifiestan inconformidades relacionadas con el ambulantaje que ya invadió las aceras de éste centro de compras.

Los locatarios también mencionan que se ve a los agentes de vialidad del municipio muy activos, impidiendo que los vehículos de los posibles clientes se estacionen en el área reduciendo, con esto, las raquíticas ventas que por estos días tienen.

Varios de ellos mencionaron a la vez un problema del que reconocieron ser responsables todos y son los reducidos andadores que han dejado, al invadir con sus mercancías desde medio metro hasta metro y medio. 

“Nos ha faltado unidad” para hacer del mercado un lugar ordenado, dando facilidad de circular, por dentro y por fuera a nuestros clientes.

Los cambios de giro también tienen que ver pues algunos puestos con venta de comestibles, han convertido sus áreas en comercios de artesanías que dicho sea de paso, ni siquiera son elaboradas en Jerez, sino que la mayoría procede de Guadalupe, Zacatecas.

Y no se trata de modificar criterios ni de amarrar navajas, aunque sí se considera que lo más prudente es coordinar esfuerzos para que todo funcione mejor y que a todos les vaya mejor.

Tampoco se pretende que los que ya obtuvieron un trabajo nuevo en la presidencia sean removidos, sino que se les haga ver y entender que aun cuando son recomendados políticos, no tienen patente de corso y que lo menos que de ellos se espera es el cumplimiento eficiente de su encomienda.

Un municipio endeudado no puede darse el lujo de tener como asalariados a elementos que no tengan  el perfil necesario para cumplir con la  responsabilidad para la que fueron contratados.

A todo lo anterior hay que agregar que los tiempos políticos para la elección grande se  anticiparán, con la consabida guerra verbal y mediática, en la que se repartirán culpas de todo lo malo y se pretenderá publicitar todo lo supuestamente bueno, aparte de que en el caso de que el nuevo presidente arroje a los tres millones de indocumentados, como ya lo ha declarado, nos llegarán muchos zacatecanos, que no aprendieron nada útil y que para vivir, estarán dispuestos a realizar todo tipo de actividades fuera de la ley.