×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Fragmentos
Salario mínimo (II)
Sergio Martín Moreno 06-12-2016 20:58 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Veamos el antecedente histórico de la determinación del salario mínimo. Se establece como figura jurídica con la promulgación de la Constitución el 5 de febrero de 1917. El artículo 123 hace explicito que el salario mínimo deberá ser suficiente  “…para satisfacer las necesidades normales de la vida del obrero, su educación y sus placeres honestos, considerándolo como jefe de familia…”. El salario mínimo se fija por primera vez en 1933 por el presidente Abelardo L. Rodríguez.

Por ello, el nivel del salario mínimo actual viola este precepto constitucional. Nuestra perspectiva es que de ser este precepto cumplido al pie de la letra sería más perjudicial que benéfico para el país. No por casualidad las administraciones gubernamentales han manejado el tema con pragmatismo y bajo simulación porque el mandato constitucional, si bien tiene un sustento moral y de justicia social, no tiene un sustento económico en una economía de mercado como la mexicana.

Un hecho que nos parece relevante es que cuando en 1972 los incrementos al salario mínimo se hicieron anuales en lugar de bianuales terminó una etapa de inflación de alrededor de 3.0% por 17 años (1955-1972) y se inició una etapa de alta inflación que duro cerca de tres décadas (1972-2000). Precisamente, es a partir de los esfuerzos de estabilidad del nivel de precios que a partir de 1987 se da al salario mínimo un papel central en el abatimiento relativo de la inflación con el acuerdo entre sindicatos, gobierno y empresarios.

Solo para dar una idea de magnitud, de 1964-1965 (cuando se determinó un salario mínimo nacional en lugar de regional) a 1972 el incremento salarial promedio anual fue de 8.1% y el de la inflación 3.3%; estas mismas cifras para el periodo 1972-1987 fueron 42% y 43.3% y de 1987 a 2015 fueron 9.4% y casi 15.0%, respectivamente.

Continuaremos la siguiente semana…