×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Va usted a misa los domingos?

Reparación del daño, beneficio del nuevo sistema de justicia penal
Redacción 17-02-2017 08:35 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo /
ZACATECAS.- Los Jueces de Control y Tribunal de Enjuiciamiento dentro del Nuevo Sistema de Justicia Penal ofrecen a las partes que se encuentran en un proceso, las denominadas “salidas alternas” para concluir un proceso de manera anticipada a cambio de una negociación donde el común denominador es el que se repare el daño a la víctima.

Esta fase, explicaron, permite a las partes negociar sobre la terminación de su proceso penal y establezcan un plan de reparación del daño, lo cual permite suspender el proceso y el Juez de Control y el Tribunal de Enjuiciamiento puede determinar, en algunas ocasiones, no acercarse a la víctima, permanecer en un domicilio, no portar armas, pagar pensión alimenticia, entre otras. 

Lo anterior a cambio de que el proceso penal se suspenda para poner a prueba a la persona que ha cometido ese hecho, en donde el resultado final será que el proceso se pueda archivar por tratarse de un asunto concluido.

Las salidas alternas logran en la sociedad una satisfacción, debido a que una persona que cometió un delito, no lo realice nuevamente, además de que se  regenera y se adapta a la convivencia social.

Estas alternativas no se ofrecen a cualquier persona: se prioriza su aplicación a personas que por primera ocasión delinquen, ello para evitar que ingresen a algún establecimiento penitenciario.

Además el Juez de Control y Tribunal de Enjuiciamiento, ofrece al imputado una oportunidad, asignándole ciertas condiciones que sean aplicables para los sujetos que comenten un delito y con ello tratar de desarraigarlos de esas conductas que cometieron. 

Un punto de relevancia es que frecuentemente personas comenten delitos, en estos asuntos difícilmente el Juez de Control ofrece una salida alterna; en este tipo de casos se brinda el llamado Procedimiento Abreviado, figura jurídica que basta con que el agente del Ministerio Público lo ofrezca al imputado, una vez que lo acepta, logra que el juez pueda disminuir un tercio menos su sentencia.