×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Portadas conmemorativas
Día Mundial de la Naturaleza
Alejandro Castañeda 02-03-2016 23:28 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen /
Archivo /

3 de marzo

El Día Mundial de la Vida Silvestre o de la Naturaleza fue proclamado en 2013 por la Asamblea General de la ONU con el fin de concienciar acerca del valor de la fauna y la flora salvajes.
Los elefantes africanos y asiáticos son el objetivo principal de las campañas mundiales de 2016. El tema de este año refuerza el vínculo indisoluble entre la vida silvestre, las personas y el desarrollo sostenible. Es responsabilidad de cada generación proteger la vida silvestre para la siguiente.

_________________________________________________________________________________


Conoce al autor, Rafael Ordóñez

“La naturaleza en mi mente son los recuerdos en mi tierra cuando de niño cuidaba la parcela a mi abuela Elvia. Veía los gatos pasar, miles de garzas correr cuando después de los arados buscaban sacar los gusanos de la tierra. El patio de mi abuela, el olor, el color verde, el río Cauca y sus peces... Siempre he pensado que la vida viene del agua”.

Rafael Ordóñez Franco nació en Roldanillo, Valle del Cauca, Colombia, el 9 de marzo de 1968. 
Desde muy pequeño se vio atraído por la pintura y el dibujo, lo que en un principio vio como un juego, pero que más tarde marcaría la tendencia de su vida.

El Encuentro Infantil de Dibujo y Pintura que organizaba el pintor Omar Rayo para niños de 4 a 14 años fue el aliciente para que Rafael comenzara con su inquietud en la gráfica.

A partir de ese momento gran parte de su formación artística la realizó en los talleres creativos del Museo Rayo, ubicado en su ciudad de origen.

Su pintura, con inclinación al surrealismo y lo abstracto, la ha llevado a recorrer diversos museos con exposiciones colectivas e individuales, como el Museo de Arte Moderno y el Museo Guayasamin de Ecuador; Museo Rayo y el Instituto de Bellas Artes en Colombia, así como museos, cafés y otros sitios zacatecanos.

Desde hace hace 10 años radica en Zacatecas, lo que le ha inspirado exposiciones como Vertebras del desierto.

A Rafael Ordóñez los premios y reconocimientos no lo apasionan mucho, “en lo personal no me interesan”. 

“Yo ando en busca de mi identidad siempre, y siempre estaré detrás de ello, yo todavía no me caso con nada, trabajo abstracción orgánica, abstracción geométrica, sigo haciendo cosas muy surrealistas en mis series”, destaca.