×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Usted ¿Cómo castiga a sus hijos?

Cosas de Jerez
Que el gremio de vinos y licores quiere un horario a su antojo 
Redacción 31-10-2016 23:03 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




El supuesto problema que se dice existe entre los expendedores de vinos y licores al copeo y por botella cerrada en Jerez.  Es algo que han querido crear los que en la administración pasada fueron discriminados, esto porque unos cuantos se sirvieron con la cuchara grande e hicieron lo que les dio su “regalada” gana. 
El pasado viernes se realizó una reunión en la alcaldía y se escuchó a unos y a otros y todos hablaron de la flexibilidad que el municipio debe otorgar a sus negocios: Para que Jerez Prospere (?).

Lo que realmente sucede es que la Ley de la ventaja o el disimulo no es pareja para todos, pues mientras algunos negocios tienen abierto hasta las 6 o 7 de la mañana, a otros se les presiona para que cierren a las 8 o 10 de la noche.

Tanto el presidente Fernando Uc, como el secretario de gobierno, Jaime Ambriz, deben poner en orden a todos los que vendan bebidas alcohólicas, incluyendo  cerveza, fijando un horario que sea  igual para cantinas, otro para expendios con licencia para vinos, licores y cerveza, y otro para Oxxo, Extra y las tiendas de autoservicio. 

Otro más para los centros nocturnos de la zona roja quienes a su vez, mencionan tener la razón cuando protestan por los lugares que permanecen abiertos hasta la madrugada del día siguiente y dos de ellos han manifestado que algunas de sus “pupilas”, han optado por venirse a realizar sus actividades en la zona centro, por falta de clientes.

Los primeros que deben suspender la venta de bebidas en envase cerrado son las tiendas de autoservicio, seguirían las cantinas y antros y terminarían los bares y de la zona de tolerancia.

Sin discriminaciones, aplicando la ley al pie de la letra, salvo en aquellos casos en que  resistencia para acatar el reglamento municipal, hiciera que se les clausurara, utilizando a la policía.

Un propietario de un negocio de este tipo, manifestó erróneamente que los regidores estaban facultados para cambiar la ley,  y con todo respeto le decimos que está equivocado, las leyes estatales las hacen en el Congreso local, mientras que los reglamentos y observaciones al Bando de Policía y Buen Gobierno, le tocan al ayuntamiento.

Pero una cosa es que mantengan abiertos sus locales para seguir vendiendo bebidas hasta altas horas de la noche y otra cosa, es que tengan  alto el volumen de su música, desvelando al vecindario, que a la mañana siguiente tiene que lavar las puertas y entradas de sus domicilios, que amanecen con vómito y orines.

Ojalá que estas personas puedan imaginar aunque sea por un momento, que sentirían  si al menos por un fín de semana, se pudieran invertir los papeles y que luego de una noche de no dormir, todavía tuvieran que levantarse a lavar lo que dejan los borrachos.

Al final de cuentas, si a estos establecimientos se les obliga a que cierren más temprano, pueden a su vez iniciar sus actividades horas antes de lo acostumbrado, no por ello, los adictos al alcohol, dejaran de consumirlo.  

Esta comprobado que en nuestro estado y en muchas otras entidades del país, las leyes dejan de funcionar, porque las aplican selectivamente, mientras a unos con máximo rigor, otros las violan con impunidad, al amparo de sus amistades o de su influyentismo.

Pero mientras unos propietarios desean estar dentro del  orden otros, presionan para para  funcionar  fuera de la ley, fuera del horario, para alcoholizar a menores, que por docenas asisten a sus antros.