×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Va usted a misa los domingos?

Presidente ecologista
Carlos García Fajardo 17-02-2017 08:48 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Ha sido elegido como presidente de Austria el viejo líder del partido ecologista, Alexander Van der Bellen, un político que genera grandes  expectativas ante temas tan candentes como el calentamiento global y el desarrollo sostenible en el futuro.

Esto fue posible gracias al recuento minucioso de los votos, incluidos los emitidos por correo, ante el 49’7% de votos inicialmente atribuidos al ultra derechista Hofer despertó alarmas en un año en el que el mundo se encontró con resultados electorales inesperados. Pero al imponerse el resultado contrario, estamos ante un escenario en el que el primer candidato “verde” en obtener el poder tendrá que enfrentarse a escépticos del cambio climático como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o la figura ascendente de Marine Le Pen en Francia y tantos otros en países de la UE. Todo ello en el contexto del avance de la ultraderecha que vive una Europa inmersa en la crisis de refugiados y las repercusiones que eso genera.

Van der Bellen ganó a un discurso populista, xenófobo y discriminatorio que caló hondo en gran parte del electorado austríaco, que quedó dividido entre dos modelos de país sumamente diferentes. Esto se refleja en las encuestas, que daban como ganador al ecologista con un margen de más del 7% de diferencia cuando, finalmente, sólo logró sobrepasar al candidato ultraderechista por un 3%, lo que demuestra la imprevisibilidad que tienen los sondeos y la creciente evolución de una ciudadanía que no responde fielmente a las estructuras políticas tradicionales como en otras épocas.

Uno de los grandes retos que tiene Austria es lograr una eficiente política de saneamiento en sus principales lagos y ríos para detener la contaminación, que proviene del incremento de actividades turísticas en parajes naturales que llegan a recibir casi 100 mil visitantes al año. El Lago Verde es uno de los principales centros turísticos del país, debido al oscurecimiento de sus aguas y puede llegar a afectar a las napas de agua que vienen de otras masas hídricas. Desde hace unos años está en peligro ante esta especie de desarrollo turístico.