×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cosas de Jerez
Piquetes de alacrán 
Javier Torres Valdez 21-11-2016 21:08 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Sucede que el contenido de la página 2 del tabloide “Martes Informativo”, del 15 del actual, molestó a algunas personas que se sintieron aludidas y gustó a otras que ni siquiera fueron mencionadas.

Pero mire usted, el pluralismo del que tanto hablan los políticos de nivel nacional, estatal o municipal, solo es una mezcolanza, en donde todos se sonríen pero ninguno se traga.

Los tiempos modernos están cambiando las cosas, dado que a veces los verdes amanecen azules, los amarillos amanecen batidos, los rojos solferinos y algunos amanecen como la bandera de la diversidad sexual. De todos colores.

Las ideologías políticas ya valieron madre, hablando cualitativamente y también han valido madre hablando despectivamente, todo ello se presta a un juego de palabras, en donde tiene que existir la respuesta ingeniosa e inmediata.

En los gobiernos pequeños, medianos y grandes, la pluralidad no es más que una “capirotada”, pues tiene ingredientes de todos colores y sabores y cuando se combinan  pueden obtenerse resultados increíbles a veces muy buenos y a veces demasiado malos.

Y sin pretender descubrir el agua tibia o el hilo negro, diremos que la pluralidad no es otra cosa que el resultado del grupismo político, que algunos líderes o aspirantes a serlo utilizan para vender al mejor postor, su “dizque” apoyo electoral.

Suelen decirle al candidato que consideren con más probabilidades de triunfo:  
-Tengo un grupo de tantos, dispuesto a dar el apoyo a tu candidatura, pero necesitamos recibir a cambio tantas plazas de trabajo o tantos puestos directivos.

Y cualquier candidato, con el desesperado deseo de ganar, hace alianzas hasta con el diablo y esos son compromisos de los que luego más tarde se arrepentirá.

Los comentarios surgen en todos lados en donde se hable, se comente o se critique a la política, en la administración del Fernando Uc Jacobo, hay solo seis priístas, pero como es una administración plural, hay perredistas, panistas, petistas, ecologistas, ultreristas, ismaelistas, juaristas, pepilleistas, riveristas y pastelistas, indudablemente que éste sería un cuadro muy bueno, si los líderes de partido o grupo, lograran caminar de acuerdo, solo por el bien de Jerez.

Pero son lo más parecido a una orquesta en la que todos son importantes, por los instrumentos que tocan, solo que quieren hacerlo con diferente partitura, pues es el caso, que algunas aparte de las siete notas musicales, aparece como un Do sostenido, un vibrante signo de pesos.

Y ya todos sabemos que el municipio está sin dinero, entonces es aquí donde el ingenio aparece, para que los recursos puedan obtenerse y como dicen los limosneros en las peregrinaciones “Cada quien, pa’ su Santo”, pues todos tienen santo diferente.

Hasta el “Sufragio Efectivo. No Reelección”, ya valió lo que se le unta al queso. 

La revolución al bajarse del caballo, descubrió que le pasó lo que a la Cucaracha, (ya no pudo caminar), ahora los pregoneros del movimiento de 1910, hablan de tratados de libre comercio, de globalización y de mercados internacionales, temas que entienden a medias, pero lo que bien entienden es lo de buscar tener grupos grandes a los que se les llama, “La Borregada”, por aquello de que les encanta la “lana”.

¿Usted es pastor, o solamente ovejero, de que color obtiene su lana, cuando en las elecciones esquila sus animalitos?.

Diviértanse, que los periódicos no solo deben informar, sino distraer a sus lectores con temas llenos de irónico buen humor.