×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Hay Festival
Nootemboom, el escritor que ve lo que otros no ven
Valeria Gil 03-09-2016 13:06 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Xavier Ayén, periodista catalán, entrevistóa a Nooteboom
Escritor itinerante, nómada entre la crónica, la poesía y el periodismo; Cees Nooteboom es un neerlandés destacado por su brillo incomparable en la literatura de viaje. 

Ha presenciado hechos históricos de guerra como ningún otro y los ha llevado de manera magistral al papel, sin embargo, en una de sus narraciones,  afirma que para lo único que no está preparado, es para la violencia; “para los mexicanos debe ser difícil soportar todo eso”, agregó el escritor.  

Xavier Ayén, periodista catalán, recibió a Nooteboom en el Teatro de la Ciudad dentro del Hay Festival Querétaro, con quien a lo largo de 50 minutos charló sobre su obra, sus anécdotas más entrañables en cada viaje y las notas resultado de su estancia en México.

Su primer viaje lo hizo a Europa con apenas 17 años de edad, de éste surgió Philip y los otros, su obra inicial en la que descubrió la relación intrínseca que existe entre el viaje y la literatura. Desde entonces, ”nunca he parado de viajar”, dijo.

Nooteboom es un hombre que viaja sin plan, se niega a ser víctima del autostop, “me gustan los desvíos”, afirmó, pues plantearse un itinerario limitaría el combustible de su obra, ese encuentro inesperado con cada destino.

Cada uno de los acontecimientos que ha atravesado le motivaron en su momento a trasladar al lector a ellos, y para lo dicho prefiere escuchar lo que tiene para contar “la gente anónima”.

 Berlín y la caída de sus muros, Alemania como país cerrado, y la Bolivia de Che Guevara, escenarios en los que el neerlandés ha puesto pie para inmortalizarlos a su puro estilo en el papel.

En su vida, ha viajado en innumerables ocasiones con su esposa y tras tantas experiencias duras resume que “la violencia es consentida por la gente que así lo permite”.

Apuntes del México visto por un neerlandés
Ayén le cuestionó sobre su ya mencionada posible propuesta de indagar en el independista mexicano Hidalgo, “¿héroe o fracasado?”, “no creo que finalmente exista una verdad única”, respondió en referencia a lo general.

El catalán también llevó a la mesa una frase escrita por el invitado hace años, por un lado quizás más amable,  “veo en México caminar a las mujeres como si tuvieran un cuerpo, no como el nórdico arrastre pudoroso de pies en mi país” y lo mismo le recordó a Nooteboom a las de su natal Holanda, comentó  que, con sorpresa, alguna vez pudo escribir “veo caminar una mujer como si nunca fuera a morir”. En esos detalles de suma puntualidad repara el trabajo del escritor.  

A poco de terminarse el tiempo de su participación, Nooteboom compartió con los admiradores de su trabajo, que de los ojos que miren, depende la esencia del significado que se le dé a los hechos, “un japonés no ve igual a un africano”, lo que justifica su interés en hablar con quienes nadie busca hacerlo.

La división entre su yo escritor y periodista parece no existir, pues sus textos han sido publicados a manera de reportajes, cuando él no lograba ver en ellos dicho formato, sin embargo, lo que tiene claro es que gusta de escribir lo que hay detrás de las pequeñas cosas, “lo que otros no ven”, afirmó.