×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Muro fronterizo de Trump será pagado por contribuyentes?
AP 07-01-2017 14:56 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo /
WASHINGTON (AP) — Fue la promesa insignia de su campaña: Donald Trump aseguró que levantaría un impenetrable muro de concreto a lo largo de la frontera sur. Y que México tendría que pagarlo.

Conforme se acerca su investidura, ese muro suena cada vez más como una valla. Y su equipo y los republicanos en el Congreso ya delinean un plan en el que, al menos de inicio, los contribuyentes tendrían que asumir los gastos.

El viernes, Trump y sus asistentes insistieron en que el presidente electo no estaba rompiendo su promesa de campaña.

"Desde nuestro punto de vista nada ha cambiado", dijo la principal asesora de Trump, Kellyanne Conway, en una entrevista con CBS. Recalcó que el Congreso "tuvo la iniciativa de explorar diferentes opciones para pagar el muro" y no expresó objeciones.

Trump fue más directo: "La deshonesta prensa no reporta que todo lo que se gaste en la construcción de la Gran Muralla (por cuestiones de velocidad) será reembolsado posteriormente por México", tuiteó.

Según el plan que se discute, la construcción sería impulsada sin ninguna nueva legislación fronteriza, pues aprovecharía una ley de 2006 que autoriza la construcción de más tramos de cerca a lo largo de la frontera sur. El Congreso la pagaría como parte de su presupuesto anual de gastos.

En una entrevista el viernes, Trump dijo al New York Times que el plan de gastos ayudaría a "acelerar el proceso" e insistió en que incluso si los contribuyentes pagan por adelantado, "vamos a recibir el reembolso".

Ese dinero, dijo al diario, posiblemente sería recuperado a través de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al que ha criticado con frecuencia en el pasado.

Trump prometió levantar un muro impenetrable de concreto a lo largo de la frontera sur. A menudo describía una muralla hecha de concreto, varilla y acero que sería tan alta como el techo de los lugares en los que realizaba sus actos de campaña. "¡Levanten el muro!", gritaban sus seguidores en sus mítines. "¿Quién va a pagarlo?", les preguntaba Trump. "¡México!".

Las autoridades mexicanas han dicho en repetidas ocasiones que eso ocurriría. Pero Trump dijo que él tenía la respuesta.

"México pagará el 100% del muro", insistió durante un importante discurso migratorio. "Ellos aún no lo saben, pero van a pagar por el muro".

Trump nunca fijó un mecanismo para que eso ocurra. Presentó varias opciones, incluyendo persuadir al país a cubrir el costo con mayores precios por la obtención de visas y cuotas por cruces fronterizos, y amenazó con ir tras los miles de millones de dólares en remesas que envían los inmigrantes que viven en Estados Unidos.

La medida bajo consideración actual podría evitar el tipo de batalla legislativa que el presidente electo podría perder en caso de que insistiera en que el Congreso apruebe un plan para autorizar el tipo de muro fronterizo que prometió durante su campaña.

"Tenemos un medio de financiación que llegará en abril y esa sería una forma de empezar, no veo nada particularmente partidista o controversial sobre financiar una ley existente", dijo el representante republicano de Indiana, Luke Messer. "Creo que será difícil oponerse a una ley existente".

"Algunas personas han hablado un poco sobre el tema sobre si es retractarse en caso de que México de alguna forma no llene un cheque gigante y lo envíe por correo al Departamento del Tesoro", añadió Messer. "Existen múltiples formas de financiar esto para que, en efecto, México termine pagando".

Algunos legisladores y otras personas arguyen que el Congreso tiene los medios para financiar la construcción adicional a lo largo de los 3.200 kilómetros (2.000 millas) de frontera sin siquiera autorizar una nueva legislación. La Ley de Cerca Segura de 2006 permitió el levantamiento de 1.120 kilómetros (700 millas), la mayoría de los cuales ya se han construido, pero en algunas zonas está en mejores condiciones que en otras, y largos tramos están hechos de cerca que impide el paso de vehículos pero no de peatones.

Pero la legislatura también describe capas de "cerca reforzada" y no el tipo de muro que Trump describió.

Los asistentes de Trump no respondieron a preguntas sobre si construir una cerca en lugar de un muro sería romper su promesa de campaña.

Durante una entrevista posterior a las elecciones con el programa "60 Minutes", Trump dijo que sería una cerca abierta, al menos en algunos tramos.

"Para algunas áreas lo sería, pero para otras, un muro es lo más apropiado", afirmó en ese momento. "Soy muy bueno en esto, se llama construcción".

El actual financiamiento del gobierno expira en abril, lo que abre la puerta a un enfrentamiento sobre el gasto en la frontera y una potencial confrontación si el gobierno intenta incluir un gran gasto para el muro. Si los demócratas en el Senado intentan bloquear dicho movimiento, podría surgir la amenaza de una parálisis presupuestaria.

Leon Fresco, un ex alto asistente del ahora líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, dijo que aunque el congreso pueda tener una plena libertad para financiar la construcción fronteriza a través de los procesos de asignaciones, los intentos republicanos de conseguirlo podrían enfrentar problemas.

"Intentan utilizar el plazo de financiamiento de abril para introducir el presupuesto a la frontera", dijo Fresco, al argumentar que eso representa un estratagema republicano para obtener los 60 votos necesarios en el Senado al obligar al gobierno a un enfrentamiento por un cierre de operaciones.

Si México realmente fuera a pagar el muro, añadió, los enfrentamientos en el Capitolio serían innecesarios.

"El gobierno no puede cerrar operaciones porque se mintió en las promesas de campaña", subrayó Fresco. "No hay forma en que México pague el muro".

El ex presidente mexicano Vicente Fox insistió en Twitter que su país nunca pagará por un "monumento racista".

"Sé claro con los contribuyentes estadounidenses", escribió. "Ellos pagará el muro".