×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Va usted a misa los domingos?

Trotamundos
Mente sana, cuerpo sano 
Raúl Muñoz del Cojo 22-07-2016 23:31 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /
La semana pasada comenté con usted acerca del comienzo de la temporada vacacional más importante para Zacatecas, hablamos también de lo que representa esta para los que vivimos del turismo y las expectativas de ocupación de la misma. 

Ahora y en un plan más relajado, trataré con usted la importancia de darse un descanso y porqué no, mencionarle varias causas por las que en este tiempo se debe de viajar. 

La palabra vacaciones deriva del latín vacans, participio del verbo vacare, el cual se entiende como estar libre, desocupado o vacante. 

El término vacatio se define a un tiempo como el vaciamiento y la suspensión de actividades normales. 
Por tal motivo, esta actividad debe de ser siempre una serena práctica para adentrarse en la profundidad del propio ser, lejos del entorno cotidiano. Generalmente quienes toman vacaciones se dedican a realizar actividades recreativas alejados de las ciudades donde viven. 

Sin embargo si usted no puede salir, puede también disfrutar de su tiempo libre acudiendo a lugares habilitados para el esparcimiento tales como piscinas, parques o museos entre otros. 
Las vacaciones no se deben de etiquetar como viajes largos, ya que se puede disfrutar en periodos vacacionales breves y reiterados. Si usted se perfila por este camino, los puentes son una excelente opción para librarse de la tensión del trabajo. 

Estos periodos de inactividad funcionan como un medio excelente para superar la ansiedad y dejar atrás todo lo que provoca estrés en nuestras vidas. Curiosamente hasta principios del siglo 20 era muy común que los médicos le escogieran meticulosamente un destino vacacional, actividad que llevaban a cabo con la paciencia y conocimiento necesarios para decidir igualmente que medicamento debería usted tomar para aliviar sus males. 
Analice usted cuando anuncia vacaciones en su casa, el impacto de la noticia a nivel familiar es fuerte. Si tiene hijos y les dice que el destino será la playa, las dietas y ejercicio comienzan o se reanudan con uno o dos meses de anticipación. Esto no se puede evitar ya que la felicidad comienza desde el momento que se piensa en salir de viaje. 
Imagínese usted frente al mar con la bebida de su predilección, le aseguro que la brisa borrará todas las cicatrices del trabajo. 
Las prendas de vestir se vuelven ligeras y el tiempo se disfruta como si fuera infinito. Cada vez que viaja lo gastado está muy bien invertido ¿porqué? Porque está usted gastando en su salud. 
Si viaja su cerebro se volverá más creativo y aunque no lo crea, aumentará considerablemente su capacidad de comprensión. La activación de su materia gris se dará de cualquier forma ya que viajando nos debemos de adaptar a muchas nuevas sensaciones tales como paisajes diferentes, aromas, alimentos, etc.
 Todas estas actividades son muy favorables para nuestro cerebro. 
Suena increíble, pero cada pase de abordar, cada auto rentado, cada boleto comprado y cada paseo mejorarán considerablemente su vida en el futuro. 
A la larga, todos estos detalles le garantizarían una mayor reserva cognitiva, misma que le dará resistencia al deterioro natural de la edad. Cuanto mejor haya sido nuestra vida en experiencias, más posibilidades se tienen de llegar a viejos con una buena condición mental. 
Debemos de aprender a viajar sin prisas, el hacerlo permitirá poner en su sitio todos los temas y preocupaciones de nuestra mente. El hacer las cosas a su tiempo ayudará a las personas a ver los problemas y preocupaciones desde otro ángulo, punto que ayudará en su regreso a la mejor toma de desiciones, comentario de la psicóloga viajera Cristina Silvente. 
Cuando se viaja, dejamos atrás la rutina que hace tan monótona nuestra vida. El hecho de tomar fotografías, hacer vídeo, leer o practicar deportes diferentes libera un espíritu de aventura que en condiciones normales se encuentra dormido. 
Lo desconocido siempre nos ayudará a conectar. El viajar con la familia nos permite disfrutar más de ellos. El compartir experiencias nos dará anécdotas que se guardarán por siempre en nuestra memoria. Si le gusta viajar solo no se preocupe, también tendrá mucho por ganar. 
El hacerle frente a situaciones diferentes a las que vivimos y salimos bien de las mismas, aumentará nuestra autoestima y desarrollará recursos propios y fuerza interna para regresar diciendo si puedo y si soy capaz. 
Le recuerdo que uno es dueño de sus límites, si piensa viajar hágalo bien, no tome la decisión de ir tan lejos si la cartera no le alcanza. Viaje a lugares cercanos con mejores condiciones. El hecho de salir mejorará su vida. 
Finalmente recordarle que nuestro estado ofrece muchos lugares a los que podrá ir y venir el mismo día. Si queremos a Zacatecas debemos conocerlo, espero y nada de lo anterior se convierta en pretexto para que se quede en casa. Salga, disfrute a su familia, diviértase. Recuerde que a fin de cuentas, vida solo hay una. Hasta la próxima.