×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La Era Trump
Mattis: EEUU no está listo para alianza militar con Rusia
AP 16-02-2017 14:23 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo /
BRUSELAS (AP) — Estados Unidos no está listo para cooperar militarmente con Rusia, declaró el jueves el secretario de Defensa estadounidense Jim Mattis, al parecer descartando por ahora todo esfuerzo conjunto con Moscú para combatir al grupo Estado Islámico en Siria.

La explícita declaración surgió luego que el presidente ruso Vladimir Putin pidió una más estrecha cooperación en recolección de datos con Estados Unidos y con la alianza militar OTAN. Mattis coronó su declaración con una aguda denuncia contra Rusia: "Hay muy pocas dudas de que interfirieron o trataron de interferir en elecciones en países democráticos".

Los comentarios suscitaron interrogantes en cuanto a cuál es la posición oficial estadounidense en torno a Rusia. Durante la campaña, el entonces candidato Donald Trump elogiaba a Putin y vaticinaba una nueva era de cooperación con Moscú.

En un encuentro de ministros de defensa de la OTAN, Mattis dijo que Estados Unidos mantendrá tratos políticos con el gobierno de Putin y tratará de encontrar puntos de acuerdo.

La dirigencia política, dijo Mattis, buscará "alguna manera de progresar con Rusia, en que Rusia cumpla con sus compromisos y vuelva a colaborar con la OTAN. Pero primero Rusia tendrá que demostrar su buena voluntad".

Estados Unidos cesó su cooperación militar con Rusia luego que Rusia invadió y se anexó una provincia de Ucrania en el 2014. Pero el año pasado, el gobierno de Barack Obama consideró la posibilidad de cooperar con Rusia a fin de implementar un cese al fuego en Siria.

La cúpula del Departamento de Defensa se opuso al plan, que se desmoronó en poco tiempo.

Por otra parte el jueves, el secretario de Estado Rex Tillerson se reunió con el canciller ruso Serguei Lavrov, en el encuentro de mayor nivel entre los dos países desde que Trump asumió la presidencia.

Se le preguntó a Lavrov si Rusia está preocupada por la turbulencia en el gobierno de Trump, a lo que contestó que Rusia "no interfiere en los asuntos internos de otros países".

Tillerson no habló a la prensa tras el encuentro, realizado al margen de una reunión del Grupo de los 20 países más industrializados en Bonn, Alemania.