×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El Resbalón
Jorge Gamboa, amor de alcaldesas 
Los Reporteros 04-10-2016 21:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Jorge Gamboa es la principal razón de la rivalidad entre  Martha Leticia Ulloa y Adriana Carolina Blanco, exalcaldesa y alcaldesa de Monte Escobedo, respectivamente. Antes de que Ulloa despegara políticamente y ganara la presidencia, estuvo casada con el ganadero Gamboa. Se separaron antes de que ella asumiera el cargo.

Después, él comenzó una relación con Adriana Carolina Blanco, que ganó las elecciones de este año y ya es quien manda en el municipio.

La tensión entre ambas mujeres era tanta que Lila Ulloa obviamente tenía motivos para no presentarse a la entrega-recepción. Era demasiado.

El exregidor Eugenio Sáenz y colaboradores de Blanco señalan presuntas anomalías en la administración de Lila, pero estas observaciones más bien podrían deberse a motivos personales. Por lo pronto, se dice que Ulloa radica en Chicago, Illinois.  Por cierto, se dice que una vez Lila vio a Blanco en la camioneta oficial y al reclamarle, ella la retó diciendo que llegaría a ocupar el cargo. Y así lo hizo.

Mucha expectativa
Mucha expectativa se tiene en el recién encargado de la Dirección de Seguridad Pública de Sombrerete, Santiago Castro. El alcalde Ignacio Castrejón le dio la encomienda y, según dicen, se tendrá un buen desempeño en la corporación. 

La próxima Gordillo 
A la Sección 34 del SNTE les incomoda reconocer que su dirigente, Soralla Bañuelos de la Torre, es egresada de la Licenciatura en Derecho por la UAZ. El sindicato se ha negado a revelar información sobre la trayectoria de esta mujer, a quien incluso se le llegó a señalar como “la próxima Elba Esther Gordillo”. 

Por cierto, en el SUTSEMOP sí fueron transparentes y revelaron que su líder, Armando Moreira, con plaza de chofer en el Congreso, tiene estudios hasta la Preparatoria, que cursó en la UAZ y finalizó en los noventa.

Inspectores detenidos 
Dicen que en Río Grande, unos inspectores de alcoholes fueron detenidos por la propia policía municipal. 
El vehículo ofical, según cuentan, terminó en el corralón. Supuestamente, el alcalde Julio Ramírez busca hacer las cosas diferentes.

Jorge Gamboa es la principal razón de la rivalidad entre  Martha Leticia Ulloa y Adriana Carolina Blanco, exalcaldesa y alcaldesa de Monte Escobedo, respectivamente. Antes de que Ulloa despegara políticamente y ganara la presidencia, estuvo casada con el ganadero Gamboa. Se separaron antes de que ella asumiera el cargo.

Después, el comenzó una relación con Adriana Carolina Blanco, que ganó las elecciones de este año y ya es quien manda en el municipio.

La tensión entre ambas mujeres era tanta que Lila Ulloa obviamente tenía motivos para no presentarse a la entrega-recepción. Era demasiado.

El exregidor Eugenio Sáenz y colaboradores de Blanco señalan presuntas anomalías en la administración de Lila, pero estas observaciones más bien podrían deberse a motivos personales. Por lo pronto, se dice que Ulloa radica en Chicago, Illinois.  Por cierto, se dice que una vez Lila vio a Blanco en la camioneta oficial y al reclamarle, ella la retó diciendo que llegaría a ocupar el cargo. Y así lo hizo.

Mucha expectativa
Mucha expectativa se tiene en el recién encargado de la Dirección de Seguridad Pública de Sombrerete, Santiago Castro. El alcalde Ignacio Castrejón le dio la encomienda y, según dicen, se tendrá un buen desempeño en la corporación. 

La próxima Gordillo 
A la Sección 34 del SNTE les incomoda reconocer que su dirigente, Soralla Bañuelos de la Torre, es egresada de la Licenciatura en Derecho por la UAZ. El sindicato se ha negado a revelar información sobre la trayectoria de esta mujer, a quien incluso se le llegó a señalar como “la próxima Elba Esther Gordillo”.

Por cierto, en el SUTSEMOP sí fueron transparentes y revelaron que su líder, Armando Moreira, con plaza de chofer en el Congreso, tiene estudios hasta la Preparatoria, que cursó en la UAZ y finalizó en los noventa.

Inspectores detenidos 
Dicen que en Río Grande, unos inspectores de alcoholes fueron detenidos por la propia policía municipal. 
El vehículo ofical, según cuentan, terminó en el corralón. Supuestamente, el alcalde Julio Ramírez busca hacer las cosas diferentes.