×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Fabiola Flores, un orgullo para Peñasquito
Heraclio Castillo 04-04-2016 23:42 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / ?Fabiola invitó a las mujeres a seguir adelante en sus labores.
Recientemente reconocida como una de las mujeres que abrieron camino, Fabiola Angélica Flores Romo es una orgullosa trabajadora de la mina Peñasquito, en Mazapil, quien se ha convertido en la primera mujer en Latinoamérica con certificación en el sistema Dispatch, utilizado para llevar un control sobre los cargamentos de mineral.

Tras destacar que las mujeres representan el 10% de la plantilla laboral en Peñasquito, enfatizó que cada vez hay mayor presencia de las mujeres en este sector que por años ha sido predominantemente para los hombres.

Expresó que, a siete años de haber ingresado a Peñasquito, incursionar en esta actividad “ha sido un poquito difícil porque yo jamás había trabajado en una mina, pero gracias a Dios los compañeros tienen mucha equidad respecto al género y siempre apoyando y siempre diciendo ‘sí puedes’”.

Afirmó que aunque tienen roles diurnos y nocturnos, siempre han tenido el apoyo de los otros trabajadores e incluso entre las mismas mujeres, pues refirió que “tenemos un programa que se llama Creando Oportunidades donde nos están dando cursos de superación y de cómo ayudarnos entre todas, aparte de la ayuda que recibimos de nuestros compañeros varones”.

Flores Romo comentó que en general los trabajadores comienzan manejando un camión, “podríamos decir que es el nivel con el que inicia la mayoría, y yo creo que el 70% (de las mujeres) ya está trabajando con equipos de diferente magnitud, por ejemplo, las motoconformadoras, palas, cargadores (…) en su categoría han avanzado y han progresado muchísimo”.

Aunque admitió que sí hay actividades netamente para hombres debido a que se requiere una fisionomía diferente, “las que han estado ahí le aprenden, pero es la parte de que los hombres consideran y ahí está lo de la equidad, de que bueno tu físico no te lo permite, pero puedes desarrollar otras áreas”.

Con orgullo afirmó que “en lo laboral sí he tenido mucho crecimiento, entré como técnico, ahí me capacitaron, gracias a que me capacitaron tengo certificación del sistema de computación específico para minería y eso me hizo ser la primera mujer en Latinoamérica en tener esa certificación y gracias a eso ya hay más mujeres que se animan a hacerlo y a poder practicar”.

Por ello, invitó a otras mujeres a no cejar en sus esfuerzos por salir adelante: “yo siempre les digo a todas que sí podemos y que tenemos que echarle ganar y que a veces sí nos da para abajo, pero es un día y al siguiente día otra vez y vámonos para adelante y a echarle ganas, a salir adelante”.