×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Perspectivas
El gobierno invierte cada vez menos
Luis Enrique Mercado 18-09-2016 21:17 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Muchos grupos en México aún creen que es el gobierno quien debe hacer todo: desde sus obligaciones naturales como seguridad, educación, salud y ayuda a los más necesitados, hasta apoyo a todos los sectores incluyendo al privado, hasta la inversión en infraestructura.

Es filosofía que privó durante años en México dibujó un sector público a cargo de todo, que ha costado mucho trabajo y muchos gobiernos redefinir.

Por eso ahora que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017 se observa un recorte de 204,700 millones de pesos en el gasto de inversión, 26.8% menos que en este año, hay quienes se desgarran las vestiduras o, cuando menos, pronostican terribles tragedias económicas.

La realidad es que desde hace tiempo el sector público no es protagonista del gasto de inversión en México.

El sector privado invierte el equivalente al 17% del PIB y el sector público apenas el 2.9%.

La otra cara de la realidad es que donde más ajustes puede hacer el gobierno es precisamente en el gasto de inversión.

Cortar el gasto público resulta en verdad muy complicado: no se pueden hacer grandes recortes de personal porque los sindicatos lo impiden o porque es una imprudencia que el gobierno lance al desempleo a decenas de miles de personas sin posibilidades de conseguir un nuevo trabajo.

Tampoco es posible correr a médicos, maestros o personal de seguridad.

Lo que más generan los gobiernos son burocracias y por eso el gasto público creció casi 5 y medio puntos del PIB entre 2000 y 2012, mientras que la inversión apenas aumento 2.2 puntos el PIB en el mismo periodo.

Y si a la hora de aumentar el gasto es más fácil por la vía de la creación de equipos burocráticos, a la hora de recortar es más fácil hacerlo en los gastos de inversión, ya que simplemente no se hacen nuevas obras y se le baja el mantenimiento a las que ya están y el gasto baja.

Un buen ejemplo está en el Presupuesto de Egresos del 2017.

En inversión carretera el gasto se reduce de 21 mil 85 millones de 2016 a 12,045 millones en 2017.

Y en conservación carretera se baja de 15,036 millones en este año a 7,786 millones en 2017.

Es mucho más fácil hacer esto que correr a 50,000 o 100,000 burócratas.

México necesita que la inversión total de la economía llegue a cuando menos 30% del PIB para lograr un crecimiento del 5% anual y es claro que el aumento en la inversión no vendrá por el lado del sector público.

El gobierno debe tener bien claro que su responsabilidad es crear las condiciones para que  el sector privado invierta cada vez más y en más rubros y de ahí la importancia y trascendencia de reformas como la Energética, que abren espacios para la inversión de los particulares o de la Ley de Asociaciones Público Privadas que crean el marco legal para que gobierno y particulares se asocien para invertir en infraestructura de cualquier tipo.

No es una tragedia que caiga el gasto del gobierno en inversión física; la tragedia es que no exista el ambiente ideal para que la inversión privada crezca con mayor rapidez.

Hasta el próximo lunes con nuevas….PERSPECTIVAS