×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Foro Joven
?Efecto colateral
Jésica García Torres 07-07-2016 21:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Una de las noticias más sonadas en estas semanas ha sido la serie de eventos suscitados en algunos poblados del estado de Oaxaca. Los antecedentes del movimiento magisterial apuntan hacia un conflicto que no parece tener respuesta inmediata, optando por acciones ilegítimas que van restando credibilidad a manifestaciones y peticiones. 

Es bien conocido que algunos integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y simpatizantes de los mismos han venido manifestándose desde hace tiempo por cuestiones de evaluación y reformas educativas, y que sus acciones no generan resultado acordado con alguna autoridad. 

Además, se ha logrado ver que el movimiento, lejos de llegar a una resolución, cobra vidas de personas involucradas, de civiles, de integrantes de la fuerza pública y de una población completa que poco a poco se empobrece cada vez más.  

Figuras públicas tienen posturas definidas acerca del movimiento, cosa que es respetada, como la opinión del resto de la gente, pero personalmente no creo que se trate de apoyar a un bando o a otro, todo es sobre el respeto a una vida, a la propia y a la de otras personas. 

De lejos, es posible que no podamos percibir los efectos totales en el estado oaxaqueño, quedándonos con la imagen que los medios de comunicación transmiten; creo sin embargo, que las consecuencias son de magnitudes mayores a sólo el bloqueo de una carretera o a paralizar las actividades educativas, se trata de una entidad que ocupa el segundo lugar nacional en pobreza, con un nivel promedio de escolaridad de sexto de primaria y cuya situación empeora conforme avanza el tiempo bajo la situación en la que se encuentra. 

Las obligaciones de la autoridad no es reprimir las manifestaciones, sino trabajar en conjunto con manifestantes para llegar a un acuerdo común. Se trata de ceder por ambas partes del movimiento y de entender que la brecha entre la educación actual y una educación de calidad es muy amplia, y que la única solución para acotarla es proponer y actuar, trabajar y alentar a que las cosas se hagan correctamente, sin involucrar intereses propios y que se vele por los intereses comunes.