×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Usted ¿Cómo castiga a sus hijos?

Daniela Vasch lleva el arte en la sangre
Daniel Torres 16-03-2017 20:17 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /
Cortesía /

“Cuando te gusta lo que haces los sacrificios valen la pena; me he perdido eventos muy importantes de mi familia pero por estar haciendo cosas igual de valiosas, es ahí donde se compensa el esfuerzo”.

La zacatecana Daniela Vasch mostró desde pequeña un carácter expresivo y un gran desenvolvimiento frente a propios y extraños.

Mientras cursaba la preparatoria, a los 17 años ingresó al Grupo de Teatro Camaleón de la UAZ como un reto personal, ya que consideraba que si personas de su edad lo hacían ella también podía.

Tras un año de preparación teatral, la joven artista decidió dedicarse de lleno al arte, por lo que tomó la decisión de salir de su terruño para ingresar a la Universidad de las Artes de Aguascalientes y separarse de su entorno.

Al seguir esta vocación, su mamá Martha Cecilia Vargas, le ofreció su apoyo incondicional, mientras que su papá Marco Antonio Chávez, le dijo que tendría su respaldo para que más adelante no se pensara que le dio la espalda.

Su tío, Erik Guecha, fungió como un motivador importante para Daniela, pues desde joven se desempeñó en el mundo musical y años más tarde como actor de televisión y de teatro egresado del Centro de Educación Artística (CEA) Televisa.

Sus dos hermanos, Darenka y Emiliano, son dos jóvenes apasionados por la música que desde muy chicos comparten con ella su gusto por las artes.

En 2009, Vasch incursionó en el cine con la cinta La mitad del mundo dirigida por Jaime Ruiz Ibáñez, en el papel de Queta, ahí compartió créditos con actores como Paulina Gaytán, Isaura Espinoza y Fernando Becerril, entre otros. 

Recientemente resultó como beneficiaria de Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico de Zacatecas (PECDAZ) en la categoría Formación Artística en el Extranjero.

Dicho apoyo la llevó a radicar durante 10 meses en Barcelona España, en donde expandió sus conocimientos en MOVEO, un centro especializado en teatro físico y mimo corporal dramático.

Ha participado dentro de más de 15 puestas en escena entre las que destacan Al catre, así como Los observadores y A la chingada, éstas dos realizadas en colaboración con Los Cosmicómicos exhibidas en el Festival Internacional de Teatro de Calle Zacatecas y el  Festival Cosmicómico de Teatro Alternativo Independiente, respectivamente.

Como muestra de su versatilidad, participó también en un proyecto de videodanza de Tania Reza denominado Punto y línea con coreografía de Óscar Velázquez, inspirado en Punto y línea sobre plano de Vasili Kandinsky.

El proyecto se creó para participar en el Festival Itinerante de Videodanza Agite y Sirva 2014,  en el que obtuvo una mención honorífica.

Tras su regreso a México, Daniela imparte el taller Herramientas básicas para un cuerpo dramático como parte de la Muestra de Beneficiarios PECDAZ.

La talentosa artista pretende quedarse en su tierra natal por algún tiempo con la intención de generar teatro y espacios que fomenten el desarrollo artístico y cultural.

Próximamente planea trabajar junto a Ernesto Salinas, al que admira y con quien comparte su pasión por el teatro y las artes escénicas; con Susana Salinas también pretende unir talentos y crear algo fuera de las líneas convencionales del arte.