×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Usted ¿Cómo castiga a sus hijos?

El Recreo
Criminalización de los nuestros, visión largamente cultivada  
J. Luis Medina Lizalde 27-11-2016 18:35 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




La diputada local zacatecana Iris Aguirre Borrego, de Encuentro Social, inmersa en una tormenta mediática de grandes proporciones,  para su fortuna,  encontró en la muerte del ícono revolucionario Fidel Castro un factor  de atenuación.
Su discurso en la tribuna  del  Congreso local zacatecano el 22 del presente criminaliza a los migrantes mexicanos   en riesgo de ser deportados masivamente por el  derechista  Donald Trump,  quien habrá de rendir protesta como Presidente de Estados Unidos el ya muy cercano 20 de enero de 2017. 
La diputada modificó su discurso al respecto durante la sesión ordinara siguiente, expresando su solidaridad con los migrantes  sin asumir explícitamente su marcha atrás, haciendo fracasar su intento de amainar la inclemente tormenta mediática que rebasó  las fronteras nacionales, repetiría su estrategia de control de daños el  sábado 26 del mes en curso convocando a los medios  aunque abandonando la rueda de prensa ante  la severidad del interrogatorio de los reporteros.
 Es  elevado porcentaje de votos de latinos recibido por la versión actualizada de Adolfo Hitler que encarna el provocador  republicano,   votos  de los cuales muchos son de mexicanos y zacatecanos.  Es doloroso reconocerlo, pero si no valoramos con objetividad la hostilidad que nuestros compatriotas sin papeles encuentra en los Estados Unidos de parte de una porción de mexicanos con residencia legal o ciudadanía no enfrentaremos con eficacia la agravada situación.
 Es muy frecuente escuchar dos aseveraciones que la diputada  incorpora en su mensaje original,  en boca de mexicanos de ambos lados de la frontera.  Una reproduce la lamentable descalificación del comportamiento de los mexicanos en los Estados Unidos atribuyéndoles irresponsabilidades de todo tipo que van desde que tiran basura  en  las calles  y violan las normas de tránsito hasta que incurren en delitos, explicando el fenómeno de idéntica manera a  la de Trump  y su séquito de racistas, la otra aseveración describe al país del norte como territorio dónde hay orden y la ley se cumple.  
La visión que criminaliza a nuestros compatriotas oculta el dato fundamental de la muy significativa aportación de los inmigrantes a la economía de los Estados Unidos desde que ellos mismos la demandaron en la coyuntura de la Segunda Guerra Mundial, la que están aportación de la que están conscientes amplios sectores patronales  a cuyos sectores atiende la firme postura de autoridades locales de decenas de grandes centros urbanos que han anunciado la decisión de oponerse a los planes de Trump.


Idealización de los dominadores, vieja estrategia  
La idealización del régimen estadunidense en la que incurre la legisladora zacatecana en el sentido de que la ley es  escrupulosamente observada  tampoco se sostiene. El Gobierno Norteamericano usa el asesinato como instrumento de política exterior ( tal solo a Fidel Castro intentó asesinarlo más de seiscientas veces),  Protege a infames terroristas como Luis Posadas  Carriles, que en 1973 hizo volar un avión cubano repleto de deportistas, derroca  gobiernos para  saquear países y patrocina dictaduras sangrientas,  la sociedad estadunidense padece cuerpos policíacos racistas, corruptores  y  en gran parte garantes del funcionamiento del mercado de consumo de drogas más grande del planeta. 
 En aras del negocio, la sociedad estadunidense es la más  empistolada  del mundo  y por eso  posee el record mundial de asesinos seriales y las más elevadas tasas de crímenes violentos.

Lavar cerebros con tinta 
 La capacidad de instalar creencias falsas  en la mente colectiva   respecto a una  realidad es tan vieja como la humanidad misma.
 El imperio  Norteamericano  dispone de una herramienta  para imperar con la que no contaron los romanos o los españoles.
 El periodismo industrial que irrumpe en el siglo 19 y que en el  20  alcanza su plenitud con la aparición de la radio,  cine y televisión como vehículos   culturizantes   direccionables  desde el poder económico y político.
 En cada sociedad bajo el influjo imperial se instala la versión de la realidad  que la  reproduce incesantemente, por eso, segmentos importantes de la sociedad mexicana  de ambos lados de la frontera razonan con la misma lógica de los  promotores de “la supremacía blanca”  sin estar conscientes de ello.
 La  capacidad persuasiva  de Trump se mostró al  inducir  a un cincuenta y tres por ciento de mujeres blancas y de clase media  estadunidenses votar por quien hizo de la ofensa a la dignidad de la mujer estrategia de mercadotecnia. 
Encapsular la indignación en la persona de la legisladora zacatecana es confundir el síntoma con la enfermedad. 
 La  defensa de los migrantes y de nuestra Nación de la amenaza que representa  la llegada de la derecha radical a la Casa Blanca no será eficaz si no se exhibe la falsedad de esa visión que criminaliza a los nuestros e idealiza al imperio.