×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Oriéntate
?Conoce los 10 hábitos que más perjudican a tu cerebro
Redacción 10-05-2016 23:36 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Fumar puede ocasionar la pérdida progresiva de volumen cerebral.
Archivo / Los dramas hacen engrosar las arterias del cerebro.
Archivo / La contaminación del aire también afecta.
Archivo / Los expertos recomiendan dormir bien para alargar la vida de las células cerebrales.
Archivo / Dormir con la cabeza tapada aumenta la concentración de dióxido de carbono.
Archivo / El exceso de azúcar interrumpe la absorción de otros nutrientes.
El ejercicio físico, evitar el alcohol en grandes cantidades, ingerir verduras y dormir ocho horas por noche, entre otras cosas más, son tan solo algunos de los hábitos con los que puedes ejercitar tu cerebro, el órgano responsable de todo lo que dices, haces, piensas y sientes, aunque también existen algunos otros hábitos que pueden llegar a perjudicarlo, lo que a largo plazo te traerá problemas en varios aspectos de tu vida, como lo es el estudio.

A continuación podrás descubrir qué hábitos pueden ser perjudiciales para tu cerebro:

No desayunar

Tu cerebro necesita de azúcares para funcionar correctamente durante el día. Si no desayunas, desarrollarás deficiencias de nutrientes a mediano y largo plazo.

Los dramas

Problemas todos los tienen, la diferencia es cómo lidias con ellos. En la mayoría de los casos, el drama y la exageración sólo hará engrosar tus arterias y disminuir tu capacidad mental.

El tabaco

Fumar tabaco es uno de los grandes enemigos de nuestra salud mental, ya que provoca la pérdida progresiva de volumen cerebral.

Demasiada azúcar

Por más que te gusten los dulces debes regular su ingesta, dado que un consumo excesivo de azúcar puede provocar que se interrumpa la correcta absorción de proteínas y nutrientes.

Contaminación del aire

El cerebro se alimenta de oxígeno, por lo tanto, si lo expones a un exceso de aire contaminado puede mermar su rendimiento.

Falta de sueño

Dormir entre siete u ocho horas por noche es lo que recomiendan los expertos para alargar la vida de las células del cerebro.

Dormir con la cabeza tapada

Extraño pero cierto. Cuando tapas tu cabeza por la noche aumenta la concentración de dióxido de carbono y disminuye la cantidad de oxígeno que llega a tu cerebro.

Realizar tareas enfermo

Por más que muchas veces queramos hacer el esfuerzo de trabajar o estudiar enfermos, este hábito reduce la efectividad de tu cerebro durante la tarea en cuestión e incluso puede llegar a dañarlo.

Ser muy callado

Esto no quiere decir que no puedas ser introvertido, sólo que mantener conversaciones de vez en cuando sobre asuntos interesantes mantiene tu cerebro activo.

Retener la imaginación

Mantener tu mente estimulada a través de la creatividad ayudará a un mejor rendimiento de tu cerebro.
Con información de Universia