×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Va usted a misa los domingos?

Ochos en el piso de la soledad
Casa del recuerdo, un tributo a López Velarde
Salvador Lira 04-12-2016 23:37 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Última página de Casa en el recuerdo, con la ilustración del pozo del Museo Casa Ramón López Velarde
Un trabajo aún no realizado, al menos no en una larga amplitud, es la organización y crítica de la recepción literaria de Ramón López Velarde. Esto es ordenar y valorar aquellas obras que de alguna u otra manera han manifestado una línea directa o referencias a la poética del jerezano. En mucho, se verían estimaciones de época, elementos culturales o incluso perspectivas diversas. 

Como mínimo dos conjeturas. La primera, lectores-autores con una acogida crítica, que repensaron sus más terribles y encrucijadas soledades, mediante el estímulo del verso y la medida. La segunda, lectores-autores que antepusieron el panegírico, formularon la oda y se reverenciaron ante las sonoridades. 

En la segunda línea se encuentra el poemario Casa en el recuerdo de Jesús Reyes Ruiz. El libro está dedicado al entonces gobernador del Estado de Zacatecas el Lic. José Minero Roque, debido a que había convertido la casa de Ramón López Velarde en Jerez en un museo. Fue impreso en papel Malinche de 76 kilos en los talleres Gráficos de la Nación en agosto de 1955. Con un tiraje de 500 ejemplares, fue ilustrado y dirigido por Francisco Díaz de León y formado por Carlos Méndez Juárez. 

Se trata de un poema de largo aliento, con 41 estrofas. Es un tributo a López Velarde y a su casa en Jerez. En varios momentos habla de la imagen y perfil del poeta, en otros de los espacios en la casa. La voz del poema busca a toda costa, en su espíritu, que vuelva a habitar el jerezano tal morada. 
Se inicia con la siguiente estrofa:
Ramón López Velarde:
con los ojos antiguos del recuerdo
sensibles al fulgor de la nostalgia, 
con la visión de un sueño
descansando en mi frente, 
sin límites reales, yo contemplé tu casa. 

De tal manera, el poema de Jesús Reyes Ruiz es un hálito entre lo visto por los ojos, el poeta y su imaginario. Se añora el mutismo y espacio in illo tempore que fue creado en la poética de López Velarde, no tanto por su Zozobra-Spleen, sino por lo idílica y festiva recepción. Así, se indica: 
 
¿Qué, sino este aposento
en que el pasado ande aún en insomnio,
para el sueño de tu soltera soledad
sin tálamo?

El poema aborda varios momentos o arquetipos de la mitología personal de López Velarde, en efigies y momentos memorables de su obra.  
Tú, Ramón, escuchaste
el zenzontle solista y yo ahora
apoyaba el oído en la añoranza […].

Los versos amueblan los espacios de la antigua casa, en un repaso de elementos.
En aquel viejo pozo
el agua se teñía de la estrella más negra
y de la luna más hermosa
para esperar tu rostro. 

El poema termina con una ilustración del pozo, que aún se conserva en el museo. 

*Escritor e investigador