×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cartas desde el exilio
?Brexit, elecciones españolas y sondeos
Miguel G. Ochoa Santos 26-06-2016 23:26 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Apenas la semana pasada criticaba los errores de las encuestas y nuevos sucesos confirman el pésimo trabajo hecho por algunas corporaciones del sondeo. Un día antes del famoso Brexit, las encuestas profetizaban un rechazo popular a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). Incluso los bancos y las bolsas de valores del mundo se contagiaron de este optimismo.

Al día siguiente, la perplejidad caía como una plancha de plomo sobre la esperanza infundada. El resultado fue adverso, a favor de abandonar la UE votó el 52% y en contra el 48%. ¿Qué ocurrió? Hasta ahora es un misterio.

Algo similar ha sucedido en las elecciones españolas de ayer domingo. Los ciudadanos salieron a votar teniendo en su imaginario los vaticinios de las encuestas: un triunfo apretado del Partido Popular (PP), la irrupción de Unidos Podemos como segunda fuerza del espectro partidario, rebasando por, al menos, 3% al PSOE, fuerza tradicional y hegemónica de la izquierda española.

Parecía que la campaña mediática del miedo no haría mella en el electorado. Tampoco mermaría la voluntad del votante, el indignado soniquete del líder del PSOE, Pedro Sánchez, fustigando a Pablo Iglesias, candidato de Unidos Podemos, por no apoyar su investidura presidencial. 

Acaso la propia dirigencia de esta nueva izquierda creyó en los alegres pronósticos que les daban encuestas, vista la disminución del tono extremista y el cívico talante que coloreó su retórica durante esta segunda campaña electoral. Todavía ayer mismo la mayoría de las encuestas a pie de urna persistían en declarar a Unidos Podemos como segunda fuerza.

Pero la realidad es más incierta que la razón soliviantada. En primer lugar, el PP se alzó con una cómoda victoria del 33%, 10 puntos por arriba de lo que estos sondeos pronosticaron. El PSOE refrendó ser la segunda fuerza con el 22.67%, contra el raquítico 21.11% obtenido por Unidos Podemos. Así que de sorpasso nada. Las casas encuestadoras tendrían que dar la cara.