×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Perspectivas
?Banxico no debe defender al peso con tasa de interés
Luis Enrique Mercado 19-06-2016 21:07 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Hay quienes opinan que Banco de México debe defender al peso mexicano elevando la tasa de interés de referencia; sin embargo, habría qué preguntarse si es obligación del Instituto Central defender la paridad peso-dólar cuando el peso flotante es el fusible de ajuste que tiene la economía.

El peso mexicano es la moneda emergente con mayor depreciación del mundo en este año.

Esta depreciaciones tiene causas externas, la volatilidad en los mercados financieros, el bajo crecimiento de Estados Unidos y los titubeos de la Reserva Federal de Estados Unidos que amenaza siempre con subir su tasa de interés y con ello genera que en todos los mercados emergentes vuelen los capitales; a fin de cuentas, como acaba de ocurrir la semana pasada, la FED decide no elevar la tasa de interés, aunque el daño colateral ya está causado.

Pero también tiene razones internas. La más importante son las dudas que generan unas finanzas públicas mexicanas con un boquete enorme por la caída en los precios del petróleo y que a falta de más instrumentos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha enfrentado con recortes presupuestales que seguro tendrá que repetir en 2017.

Y como es evidente que la falta de ingresos no no se puede enfrentar sólo con recortes presupuestales, los mercados castigan a México vendiendo pesos y comprando dólares.

Otra vez, la falta de acción en políticas fiscales, que abarcan ingresos y gastos, quiere que sea la política monetaria la que entre al quite y por eso dicen que Banco de México debe subir su tasa de interés de referencia.

Lo que quieren que es México encarezca el costo del dinero para que el peso no se devalúe.

No hay duda que un país emergente debe tener tasas de interés más altas que los mercados desarrollados, para con ello retener los capitales. Y ese es el caso de México en este momento: la tasa de interés de referencia en México es de 3.25% mientras que la de Estados Unidos apenas anda en el 0.25 por ciento.

Pero de ahí a que se use la tasa de interés para defender la paridad hay mucha distancia.

La misión constitucional del Banco de México es defender el poder adquisitivo del peso, erosionado siempre
por la inflación; pero defender el poder adquisitivo no es lo mismo que defender la paridad del peso frente a otras monedas.

Además de estas razones, no hay presiones presiones inflacionarias que sí justificarían encarecer el costo del dinero.

Pero con la inflación bajo control, Banco de México no tiene porqué encarecer el dinero, porque aunque es verdad que con ello defendería al peso mexicano, también es verdad que significaría elevar el costo de las hipotecas, de los créditos para la compra de autos, de los financiamientos para las empresas.

Es decir, encarece el crédito en México para todo el público, cuando los únicos beneficiados de un peso fuerte son los importadores y los turistas.

Banco de México no puede encarecer el dinero para todos, sólo para que un pequeño sector de la población se beneficie de un dólar más barato.

Lo que debe hacer Banco de México es pedirle a la Secretaría de Hacienda que empiece a trabajar en medidas fiscales que permitan reemplazar los ingresos petroleros y no es sólo por la vía de los recortes, porque es esa una medicina que no tiene mucho alcance.

Hasta mañana con nuevas… PERSPECTIVAS.