×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Perspectivas
Banxico no debe defender al peso
Luis Enrique Mercado 25-09-2016 16:31 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




La depreciación del peso de los últimos días, de la que por cierto casi se ha recuperado, puso una vez más sobre la mesa la pregunta de si el Banco de México debe defender a la moneda mexicana elevando su tasa de interés.

La verdad es que tal pregunta está equivocada, porque el Instituto Central tiene bien claro que su única responsabilidad, la más importante de la economía es proteger el poder adquisitivo de la moneda; es decir, usar la política monetaria para mantener una baja tasa de inflación.

Y también es falsa, porque México mantiene una más o menos libre flotación de la moneda, lo cual supone convertir al tipo de cambio en un factor de ajuste de la economía, el más importante y eso significa que el país no defiende ningún tipo de cambio específico, sino que asume que por ahí, por la depreciación de la moneda frente al dólar, se ajustan los desequilibrios, internos o externos, que se presentan.

Es decir, Banco de México no tiene porqué defender un equis tipo de cambio; ni usando las reservas internacionales, aunque ya lo hizo en fechas recientes, ni elevado la tasa de interés, que ya lo hizo también.

Por cierto, ninguna de las dos medidas funcionó.

A Banco de México le preocupa los efectos que la depreciación de la moneda pueda tener sobre el Indice Nacional de Precios al Consumidor y sin duda en Banxico estarán observando de cerca la evolución de la inflación luego de que en la primera quincena de septiembre el Indice aumentó 0.54% para subir la tasa de inflación anualizada a 2.88%, que aunque está dentro de los parámetros de Banxico, es la más elevada en lo que va del año.

Ya hemos comentado en este mismo espacio que todos los indicadores de la inflación indican que no se requería el aumento en la tasa de interés que decretó la Junta de Gobierno de Gobierno a finales de junio y que la llevó a 4.25%.

Ese movimiento lo hizo para proteger al peso, como lo reconoció en su propio comunicado:  “con esta acción, se busca evitar que la depreciación de la moneda nacional observada durante los últimos meses…”
Hoy el tipo de cambio se encuentra en los mismos niveles que entonces, alrededor de 20 pesos por dólar, lo cual significa que Banco de México pagó un costo, el encarecimiento del crédito, sin recibir ningún beneficio.

El problema de la moneda mexicana no reside en que la tasa de interés esté baja sino en la turbulencia ocasionada por las indecisiones y manipulación de la Reserva Federal con su propia tasa de interés; y si se quiere, agravada por el uso del peso mexicano como mercancía especulativa en los mercados cambiarios.

Eso no se puede evitar subiendo la tasa de interés, como ya se vio en el pasado.
Hoy, todavía no se ven presiones preocupantes en los precios internos; la tasa de inflación se mantiene dentro de los parámetro fijados por el Instituto Central, lo cual indicaría que no se necesita otra subida a la tasa de interés.

Banxico solo tiene una obligación: vigilar el nivel promedio de los precios internos y sólo debe cumplir con eso.

Hasta el próximo lunes con nuevas…PERSPECTIVAS